La pandemia del COVID-19 ha modificado nuestra rutina diaria. Los horarios de trabajo han cambiado, tus peques permanecen en casa en vez de ir a la escuela, las juntas de trabajo suceden al mismo tiempo en que tus peques están tomando clases en línea – esto puede representar un caos.

Establecer rutinas es fundamental para peques de todas las edades, y es importante que trates de implementarlas en casa aún cuando los tiempos sean difíciles.

¿Por qué importan las rutinas?

Nosotros funcionamos mejor cuando tenemos una estructura a nuestro alrededor. Las rutinas proveen de patrones predecibles que en el día a día ayudan a las personas a saber qué esperar. Sin algún tipo de rutina en nuestro día, podemos sentir que estamos fuera de foco, que se nos olvidan las cosas y con la “pila baja”. Mientras más podamos hacer siguiendo una rutina, más seguridad y confianza podremos sentir. Esto se aplica para toda la familia.

El cerebro humano está en revisión constante del ambiente por seguridad. El patrón de una rutina nos brinda información acerca del mundo, de su seguridad y previsibilidad. Antes de que podamos aprender algo o entenderlo, nuestro cerebro necesita sentir seguridad. El cerebro de tu peque es muy estricto al buscar seguridad, es primordial. Los patrones o estructuras les ayudan a sentir seguridad y confianza, así pueden usar su cerebro pensante para explorar, aprender y tomar buenas decisiones durante el día.

Tu peque funciona mejor cuando cuenta con una rutina previsible, le ayuda en áreas como:

  • Concentración
  • Memoria
  • Templanza
  • Autocontrol

¿Cómo crear una rutina que funcione para tu familia?

La rutina es diferente a un calendario – la rutina no necesariamente dice “son las 2:00 pm así que ¡vamos a hacer esto!” Tener una rutina no significa que debemos planear cada minuto de cada día o entrar en pánico cuando los planes cambian. Es posible crear una rutina que no sea rígida.

Una rutina de trabajo necesita ser realizable para tu familia y para ti. Debe fluir livianamente durante el día y asegurar que se satisfagan las necesidades básicas de cada miembro de la familia. Esto incluye tiempos de comida, descanso y conexión entre la familia. Debe incluir también tiempo para trabajar o tiempo para estar a solas.

Identifica cuándo esas situaciones van a suceder. Para tus peques (y para ti) saber que sus necesidades básicas serán suplidas y tener la sensación de “cuándo” sucederá en el flujo del día, les ayudará a sentir seguridad y a liberar sus cerebros para realizar otras grandes tareas. Por ejemplo, si tuvieras 2 años de edad y supieras que después de una merienda viene el tiempo para salir a jugar, sería menos problema sentarte a la mesa a terminar con tus galletas con queso.

Segundo, una rutina ayuda a mantener ciertos rituales o guías durante el día – estos son los pilares que nos mantienen anclados en tierra firme a pesar de todo lo que pueda suceder alrededor. Puede ser de especial ayuda tenerlos al principio o al final del día. Algunos ejemplos incluyen:

  • Hablar de tus planes y metas del día durante el desayuno.
  • Leer libros antes de la hora de dormir
  • Terminar el día con abrazos y apapachos y hablar acerca de los momentos favoritos del día.
  • Dar un paseo alrededor del vecindario después de la cena.

Durante la pandemia del COVID-19, necesitarás introducir nuevas rutinas en tu familia, tales como lavarse las manos más seguido, practicar la sana distancia; usar cubre bocas o mascarillas cuando estés en público y manejar la situación del trabajo en casa mientras tus peques también están en casa. Cuando sea posible, involucra a tus peques en el desarrollo de estas nuevas rutinas. Durante momentos de estrés como los que estamos experimentando ahora, es mejor implementar rutinas simples. Tomará poco tiempo para la familia ajustarse a ellas – sé amable y paciente lo más que puedas con tus peques y contigo.

Rutinas perfectamente imperfectas

Existen muchos ejemplos de rutinas navegando en internet para planear el día de tus peques. Tu rutina diaria no siempre va a funcionar como está planeado – y está bien. Se trata de proveer cierta estructura y guía a tus días. No te preocupes mucho por seguir las “rutinas ejemplares” que ves en internet, o aquellas que siguen tus amigas con sus peques. Pon atención en qué es lo que funciona mejor para tu familia – ¡lo más probable es que ya estés haciendo cosas rutinarias con tu peque!.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP), puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita: LaneKids Triple P en español.