Es probable que a tu peque le haya llevado algunas semanas, o quizás meses, ajustarse al cambio del preescolar a la escuela primaria. No podemos culparlos, ¡es un gran salto! El tamaño de la clase es el doble del número de estudiantes, la escuela es más grande, hay un maestro nuevo, reglas que seguir, una instrucción más formal y menos tiempo para jugar y explorar sus propias curiosidades.

Y justo cuando parece que por fin se ha adaptado la escuela primaria nueva, los días festivos están a punto de llegar, lo que implica que la rutina de todos se desbaratará.

Algunos peques luchan con problemas de separación después de las vacaciones largas de la escuela. Incluso los peques que disfrutan mucho de la escuela, pueden tener dificultades para levantarse temprano, salir de casa a tiempo, estar lejos de su cuidador principal y tener que estar “alerta” en la escuela todo el día. Afortunadamente, hay maneras de ayudarle a sentirse mejor en la escuela y lograr observar las señales de que tu peque pueda necesitar apoyo adicional de tu parte.

Lo que hay que observar

El peque que sufre problemas de separación:

  • Se aferra a ti, llora y protesta cuando intentas irte
  • Rompe en llanto cuando regresas
  • Quiere estar constantemente a tu lado en casa
  • Expresa ansiedad sobre la idea de estar “solo” en la escuela
  • Sufre síntomas físicos de ansiedad, como dolores de cabeza y dolores de estómago

Como puedes ayudarle

En la mayoría de los casos, los problemas de separación son parte normal del desarrollo.

Eres su fortaleza. Con tu presencia es que tu peque ha aprendido que está a salvo en su mundo y que sus necesidades serán satisfechas. Te busca para tranquilizarse y para que te encargues de las cosas. Esta es una señal de un buen apego. A medida que se vuelve más independiente, aprenderá a tenerte en mente y ganará confianza en su propia persona para manejar lo que se le presente.

La ansiedad que siente le ayudará a alertarle de cualquier peligro y por ello mantenerle a salvo. Considera lo que quieres que aprenda: tener confianza, sentir seguridad, mantenerse seguro y ser competente. Tu tarea es recordar que estos sentimientos son MUY reales para tu peque, y que es parte de su proceso para poder aprender estas habilidades. Ten cuidado de no burlarte de tu peque o echar a menos sus sentimientos. En lugar de esto:

Prepara a tu peque:

  • Muéstrale en un calendario cuando la escuela vaya a comenzar de nuevo
  • Juega en el patio de recreo de la escuela durante las vacaciones
  • Programa citas para que juegue con los niños de su clase durante las vacaciones
  • Mantente al tanto de las cosas que está aprendiendo en la escuela, como lectura o matemáticas
  • Lean juntos el libro que se llama The Kissing Hand de Audrey Penn. Es un gran libro para compartir juntos que puede ayudar a que tu peque aprenda que siempre estarás cerca, incluso cuando no te pueda ver.

Evita el estrés de las mañanas:

  • La noche anterior prepara tu ropa del día siguiente y la de tu peque.
  • Deja preparada su lonchera la noche anterior.
  • Considera dejar de 15 a 20 minutos libres para llegar a la escuela. Nunca sabes cuándo se le va a perder un zapato o va a haber mucho tráfico que pueda echar abajo tu horario.
  • Ten preparada su mochila al lado de la puerta de salida.
  • Desarrolla una rutina consistente para llevar a tu peque a la escuela: Que incluya encaminarle hasta la entrada de la escuela; darle un abrazo; recordarle dónde estarás cuando se encuentre en la escuela y que le recogerás cuando termine el día. Evita las largas despedidas.

Muéstrale que te importa

A algunos peques les encantan los recordatorios durante el día que indican que sus padres están pensando en ellos. Puedes hacerle un dibujo o escribirle una nota y dejarla en su lonchera. También puedes preparar su postre favorito para después del almuerzo, que pueda esperar con alegría. Otra forma creativa de demostrar que ambos están conectados, aunque estén separados, es dibujar pequeños corazones rojos en sus manos y caminar tomados de la mano hasta llegar a la entrada de la escuela. También puedes poner en su mochila un muñeco de peluche que le guste mucho o una foto de la familia.

Ten paciencia

Tomará tiempo para que se acostumbre a la nueva rutina y al horario escolar. Sigue tu rutina y no dudes en acercarte al personal de la escuela y a su maestro si tienes alguna inquietud. ¡Ellos están ahí para ayudarles!

 

Triple P – El programa de la crianza positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la buena crianza? ¡Triple P en línea podría ser para ti! Este programa en línea para los padres de familia te permite tomar una clase sobre la crianza directamente en la comodidad de tu hogar, en una cafetería o en cualquier lugar que desees.

Si este programa es de todo tu interés, envía el formulario a continuación y la información sobre los próximos pasos se te enviará directamente a tu bandeja de entrada. Para recibir mayor información sobre este programa haz clic aquí.