Una de las metas principales del Programa de Crianza Positiva de Triple P, es mostrar que la educación de los padres es para todas las familias. Ya sea las que estén pasando por niveles de estrés altos o las que hayan encontrado un buen equilibrio en la vida. Todos podemos beneficiarnos de aprender los principios básicos de una crianza positiva.

Durante las semanas pasadas, hemos estado hablando sobre los 5 pasos para una crianza positiva. Esta semana, nos centraremos en establecer expectativas realistas.

Más extraño que la ficción: cuando la realidad de criar a los peques no coincide con las expectativas

Seamos realistas: todos hemos sido testigos de ver peques haciendo pataletas en alguna tienda y haber pensado: “Cuando tenga los míos, nunca los dejaré actuar de esa manera en público”. Es fácil imaginar el tipo de padre o madre en el que te convertirás y cómo será tu peque, especialmente cuando el tuyo aún no ha nacido.

Las demandas asociadas con la crianza, el temperamento de tu peque, la cantidad de apoyo que recibes y las fases normales del desarrollo de tu peque probablemente crearán una realidad diferente para ti, ¡y eso estará bien!

La crianza de los peques es uno de los trabajos más difíciles que existen, pero tener expectativas realistas de sí mismo y de tus peques es una de las mejores decisiones que puedes tomar para poder facilitarte el proceso. La próxima vez que veamos a una madre agotada que lleve a su peque en plena pataleta fuera de la tienda, podríamos mirarla y hacerle un gesto en solidaridad u ofrecernos a  llevarle su compra al coche, en lugar de apresurarnos a criticar.

Cada peque es único

Siendo padres o madres, nos encanta cuando nuestros peques tienen éxito: la primera palabra de Matías, el recital de baile de Jessica, la bateada ganadora de Elías… y las redes sociales es el lugar perfecto para compartir actualizaciones y fotos de todos esos hermosos momentos, ¿verdad? El inconveniente de ser tan fácil compartir estos momentos, es la posibilidad de comparar el desarrollo y los logros de tu peque con los logros de los demás. Si te preguntas por qué tu bebé todavía no camina o sientes frustración porque el mayor no puede lanzar todavía una bola curva, aquí hay algunos puntos que debes tener en cuenta:

  • Todos los peques se desarrollan a su propio ritmo.
  • Cada uno tiene fortalezas únicas.
  • Los peques son individuos con sus propias personalidades. El hecho de que tu pasatiempo favorito haya sido el softbol cuando eras peque, no significa que al tuyo también le interese.
  • Los peques cometen errores, pero la mayoría de estos errores son involuntarios y forman parte de su proceso de aprendizaje.
  • Está bien dejar que lo intente y que falle: Es una oportunidad para que aprenda a persistir o a aceptar.

Sobre todo, asegúrate de que tus estándares para su comportamiento (como la posibilidad de que se quede tranquilo en una fila durante 10 minutos) o las demandas (como las tareas domésticas) sean apropiadas para su edad. Si bien no es divertido hacer cola en la oficina de correos con un peque de 3 años, es apropiado para su desarrollo que quiera moverse y explorar el área. Encontrar maneras de manejar tus expectativas y la edad y las capacidades de tu peque es una de las claves para una crianza feliz.

Padres de familia perfectamente im-perfectos

Recuerda cuando tú o tu pareja estaba embarazada, y tenías todas esas grandes ideas en tu mente acerca de la crianza de los peques, tales como: nada de tiempo frente a las pantallas; solo comida casera y orgánica para el bebé; enseñarle lenguaje de señas para bebés; dormir toda la noche a las 6 semanas. Pero un par de añitos después, te das cuenta de que tu peque come bocadillos de queso y mira las caricaturas frente a la tele mientras amamantas a tu recién nacido por centésima vez, en la cocina los platos están amontonados y tú no te has bañado en 3 días. ¿Te resulta algo conocido? TODOS hemos pasado por allí porque esta es la realidad de ser padres de familia de niños pequeños. Es difícil. Es la vida de todos los días. ¡Pero sobrevivimos! Solo recuerda:

  • Cometerás errores.
  • Está bien si no sabes todas las respuestas y admitir que no siempre sabes lo que hay que hacer.
  • No te compares con la mamá que te encuentras en el área de entrega de peques en la escuela; la que va vestida de ropa recién lavada y con la cara muy bien maquillada.   Alguna vez ella también llegó a la escuela con el pelo enmarañado, y con pantalones y sudadera, tal como el resto de nosotros.
  • Todo momento con tu peque es una experiencia de aprendizaje positivo para ti.
  • Las demandas que son parte de la crianza con el tiempo cambiarán. Algunas cosas serán más fáciles (¡no más accidentes en público!), y otras cosas serán más difíciles (su primer rompimiento amoroso).
  • Recuerda, los días parecerán largos ahora, pero los años serán cortos. Tu peque será de esta edad solamente una vez; tómalo con calma y disfruta el proceso lo más que puedas

En el camino, es importante que te cuides a ti misma, tanto como cuidas a tu peque. La próxima semana, veremos las formas en que un padre de familia puede cuidarse a sí mismo.

 

También puedes obtener más información de Triple P visitando LaneKids en www.lanekids.org

Si ustedes son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) a través de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación o en https://www.lanekids.org/triplep/. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.

Si no eres miembro del OHP, puedes comprar el programa por $ 79.99. Haz un clic  here para visitar el sitio web de Triple P.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org