Se acercan los días festivos y las familias empiezan a hacer planes para viajar. Ya sea visitar a la abuela o el abuelo en un estado vecino, o dirigirse a las montañas en plan de diversión, familias completas de múltiples edades tendrán que preparar el viaje en avión, carro, autobús o tren; tratando de que sea divertido y libre de estrés.

En esta publicación te daremos consejos para viajar en invierno y ayudarte a evitar malos ratos.

La Seguridad es lo primero

Antes de que cada quien abroche su cinturón, asegúrate de que tus peques estén bien acomodados en sus asientos para carro.

La Academia Americana de Pediatría nos recuerda que el lugar más seguro para todos los peques menores de 13 años es en los asientos traseros, independientemente de su peso o altura. Adicionalmente sugieren:

  • Los bebés deben viajar en sus asientos para carros mirando hacia atrás, de 2 años o menores, o hasta alcanzar la altura o el peso indicado por el fabricante de la silla.
  • Peques de 2 años y mayores deben viajar en asientos mirando hacia enfrente con arnés de 5 puntos.
  • Una vez que tu peque mide 4 pies y 9 pulgadas y su edad es entre 8 y 12 años, puede viajar en un asiento elevado o cojín especial.

Expertos dicen que los abrigos de invierno no deben ser usados debajo del arnés del asiento porque dejan las correas muy flojas y pierden efectividad en caso de un choque. En vez de esto, usa cobijas para los bebés, y para los peques mayores, pon el abrigo encima una vez que el cinturón ha sido abrochado.

Qué llevar para viajes en carro:

  • Pañales prácticos y fáciles de alcanzar, ropa extra de bebé y juguetes para peques mayores. Recuerda que cualquier cosa suelta puede convertirse en un proyectil durante un choque. Una forma de guardar cosas es ponerlas en bolsos que se ajusten por atrás del asiento frente al peque.
  • Toallitas húmedas o papel para limpiar; bolsas de resellar para guardar pañales sucios y bolsa de basura para tirar envolturas.
  • Libros para leer al bebé.
  • Figuras para pegar en las ventanas.
  • Cobijas, agua y comida, equipo de primeros auxilios y cadenas de nieve (si manejan en la montañas).

Es aconsejable checar las condiciones de la carretera de la ruta que seguirán antes de salir, así como ubicar los lugares a lo largo del camino para hacer paradas al baño, estirar las piernas y comer.

Si es posible, que alguien adulto (como tu pareja o hermano) vaya en el asiento de atrás por si tu peque necesita que le calmen o entretenimiento extra (como un libro o un juguete).

Por aire

Si tu plan es volar durante las fiestas, es buena idea revisar las políticas de viaje de tu aerolínea referentes al trato con peques. De acuerdo con la Administración de Seguridad y Transporte (TSA),  la leche de formula y de pecho para bebés, es permitida en cantidades razonables en la zona de control de seguridad. Ayudará mucho si le comentas al oficial de TSA antes de pasar por la pantalla tus bolsas, que llevas más de 3.4 onzas de formula o leche. Estos líquidos son típicamente detectados por los rayos X.

Otros consejos para volar incluyen:

  • Las carriolas tipo sombrilla son una buena opción para llevar a tu peque por el aeropuerto. Si decides comprar un asiento de carro para tu peque y llevarlo para el viaje en avión, elige uno que quede en la carriola y que se pueda acomodar en cualquier otro asiento para infantes, esto será mucho más fácil al llevarlo en el aeropuerto. La carriola puede ser usada hasta el punto de abordaje pero no puede subirse al avión. Aún así, la podrás recoger cuando aterricen.
  • Usa una bolsa cangurera para bebé. En el mayor de los casos podrás mantener al bebé allí mientras pasas los puntos de seguridad.
  • Presión en los oídos: Para el despegue y descenso, la presión de aire puede ser aliviada dándole un biberón al bebé, así como sorbiendo en un popote o pajilla, o masticando una botana crujiente para los peques mayores.
  • Para viajes en invierno deberás considerar los retrasos en los aeropuertos. Revisa el mapa del aeropuerto, checa si tienen áreas de juegos para infantes o estaciones privadas para lactancia, revisa las opciones de comida y empaca botanas extra si es necesario.

Qué llevar para viajes en avión:

  • Zapatos de meter para hacer más fácil la revisión en el área de seguridad.
  • Botanas bajas en azúcar.
  • Pañales “Pull Up” para peques que están en entrenamiento para ir al baño.
  • Un cambio de ropa extra para bebés y peques (y una camisa extra para ti si es posible)
  • Juguetes

Evitando Accidentes

En viajes largos, bebés y peques se aburren cuando les pides que permanezcan en sus asientos por largos períodos de tiempo. Para tu peque preescolar esto puede resultar en un mal comportamiento, lo que puede hacer que el viaje sea un dolor de cabeza para ambos.

Par evitar accidentes y otras malas experiencias:

  • Apégate a la rutina de tu peque lo más que puedas.
  • Planea viajar en horarios de sueño, así tu peque podrá dormir durante el viaje.
  • Prepara a tu peque preescolar previamente, hablándole acerca de la seguridad al viajar en carro o en avión.
  • Decide 2 o 3 reglas que tu peque debe de seguir, tal como ponerse el cinturón de seguridad, usar su voz tranquila y mantener la calma.
  • Lleva sorpresas envueltas. Envuelve pequeños regalos para tu peque que pueda abrir durante el viaje. Podrás usar esas recompensas por seguir las reglas del viaje en ciertos momentos.
  • Juega al “Espía”, encontrando carros rojos por ejemplo.
  • Si viajas en carro, planea varias paradas, así tu peque podrá salir del auto y jugar mientras tú cambias y alimentas al bebé. Nunca des pecho si el carro está en movimiento. Para y estaciona el carro para dar de comer.
  • Recompensa a tu peque durante el viaje si sigue las reglas del viaje en familia.

Viajando con peques es fácil caer en la pregunta “¿Qué pasaría si…?” : “¿Qué pasaría si mi peque llora durante todo el vuelo?”, “¿Qué pasaría si mi peque tiene un accidente mientras manejamos?”. La realidad es que no lo sabrás hasta que lo intentes – y no quieres perderte esa primera vez que tu bebé irá a conocer la casa de la abuela o que tu peque jugará con la nieve. ¡Son memorias por las que vale la pena esforzarse!.