Las decoraciones de Halloween están en pleno uso en las tiendas y por toda la ciudad. Te das cuenta de que tu peque de edad preescolar se siente un poco más temeroso de lo normal con respecto los fantasmas o los duendes que se alinean en los estantes de las tiendas.

Esta puede ser la primera vez o el primer año que le tenga miedo al Halloween. Una de las tareas del desarrollo socioemocional del preescolar es aprender a controlar los miedos comunes. Con un poco de guía y comprensión, podemos ayudar a nuestros peques de edad preescolar a sobrellevar esta época del año “extra espeluznante”.

Murciélagos en el cerebro

 Alrededor de los 4 y 5 años de edad, notarás que tu peque comienza a temerle a las cosas que anteriormente no le ponía atención.  Una imagen en su habitación o sombras en la pared pueden convertirse repentinamente en monstruos, insectos o personajes malvados. A esta edad, los peques están aprendiendo a distinguir la diferencia entre la realidad y la fantasía. Están aprendiendo a lidiar con miedos más complejos, controlados por sus crecientes fantasías. Los miedos comunes a esta edad incluyen:

  • Estar solo
  • La oscuridad
  • Personas “malas” o “espantosas”
  • Criaturas imaginarias
  • Personajes de películas o dibujos animados.

El tema subyacente de muchos temores infantiles es la seguridad. Necesitan mantenerse a salvo, pase lo que pase. El día de Halloween ofrece muchas posibilidades de persuadir a nuestros peques sobre su seguridad y quizás hasta hacer el proceso algo divertido.

Cómo lograr que el Halloween sea menos escalofriante

El concepto de Halloween es bastante complejo para los peques: puede que les encante la idea de recibir dulces, pero no entienden por qué razón la gente se disfraza y van de puerta en puerta en la oscuridad sólo para pedirlos. Hay maneras múltiples de enfrentar el miedo al Halloween.

Lo primero es simplemente conversarlo

  • Conversa con tu peque sobre el Halloween: “el Halloween es un día en que tanto a los peques, como a los adultos les encanta disfrazarse. Durante este tiempo del año, vamos a ver muchos disfraces decoraciones, algunos de ellos serán tontos pero habrá otros que den miedo. Sólo tienes que recordar que se trata de simples disfraces.”
  • Hazle saber a tu peque que todos a veces se espantan, incluyendo nosotros los padres de familia. Cuéntale la historia de la vez que tuviste miedo y la manera en que lo enfrentaste.
  • Utiliza libros inspirados en el Halloween picture books para que sepa qué esperar en el Halloween y durante el mes de octubre.

Más diversión, menos miedo

  • Considera celebrar una fiesta de peques divertida durante el día y evitar salir en la noche
  • Hagan el “trick or treat” en la casa de un familiar o de algún amigo en donde sabes que tu peque se siente a gusto.
  • Escoge un disfraz divertido en el que tu peque se sienta cómodo. Pueden jugar a los disfraces semanas antes del día de Halloween
  • Busca los eventos infantiles que se ofrecen en tu comunidad. En LaneKids calendar y GoMomGo se encuentran muy buenos recursos.

Haz un plan junto con tu peque con respecto a los dulces. Los acuerdos que se logran hacer por adelantado, aseguran que los días festivos sean más positivos y divertidos. Si tu peque es sensible al azúcar, este acuerdo le ayudará a tomar conciencia de cómo le afectará el comer dulces con exageración, y que podrá divertirse sin tener que terminar llorando.

Encarando los miedos

Pese a tus mejores esfuerzos de proteger a tu peque de las brujas y los duendes en Halloween, un pirata zombi, o un extraterrestre espeluznante puede llamar a tu puerta. Enséñale a tu peque algunas estrategias que le puedan ayudar cuando sienta miedo, pues estas serán especialmente útiles el día de Halloween.  Algunas de las estrategias incluyen:

  • Respirar lenta y profundamente
  • Usar la imaginación para pensar en un recuerdo bonito o feliz.
  • Pensar en cosas positivas cuando se sienten asustados: “No puede hacerme daño porque no es de verdad”.

Jueguen a “fingir estar asustado”. Los peques disfrutarán haciendo el papel de la persona “valiente” que te demuestra que no es de verdad. Jugar a las escondidas o tomar turnos para hacer caras de miedo son algunos de los muchos ejemplos que puedes usar para ayudar a que tu peque tenga confianza en su capacidad para hacerle frente a los temores.

También puedes pedirle a los disfrazados que tocan a la puerta para pedir dulces, que se quiten las máscaras para clarificar la idea de los disfraces.

A tu peque le puede ayudar ver que permaneces con calma frente a algo que da miedo. Por ejemplo,  si un peque con un disfraz espantoso llega a tu casa, podrías comentar: ¡Mira que disfraz tan divertido y espeluznante te pusiste!   Te apuesto que pasaste mucho tiempo arreglándote.  Me encanta cómo te pintaste la cara”.

Al finalizar la noche

Con todas las imágenes y sonidos, el día de Halloween puede ser emocionante, divertido y a la vez abrumador. Asegúrate de darle más tiempo de lo acostumbrado en la noche para que pueda relajarse. Si tiene miedo a la hora de acostarse, ofrécele un bocadillo con alto contenido de proteínas para contrarrestar un poco el azúcar y dediquen un momento para leer historias que no traten de fantasmas y háganlo mientras ambos se acurrucan.

 

Triple P – El programa de la crianza positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la buena crianza? ¡Triple P en línea podría ser para ti! Este programa en línea para los padres de familia te permite tomar una clase sobre la crianza directamente en la comodidad de tu hogar, en una cafetería o en cualquier lugar que desees.

Si este programa es de todo tu interés, envía el formulario a continuación y la información sobre los próximos pasos se te enviará directamente a tu bandeja de entrada. Para recibir mayor información sobre este programa haz clic aquí.