Esta escena es bastante familiar: te has pasado la mañana limpiando mientras el peque está en el preescolar, al momento que vuelve a casa, todo tu arduo trabajo se viene abajo en cuestión de ya. Esta publicación del blog te desafiará a mirar una perspectiva diferente.

Los preescolares están ocupados aprendiendo a través del juego y la exploración, pero necesitan ayuda para aprender a guardar los juguetes y limpiarlos antes de continuar con otra actividad. Si deseas que tu peque aprenda a responsabilizarse de sus cosas, al ordenar sus juguetes ayudará a que se sienta orgulloso, lo que a su vez  le enseñará a cuidar lo que tiene. Hay otros tipos de quehaceres de la casa que le pueden permitir contribuir al bienestar de la familia, lo que infundirá en él un importante sentido de pertenencia. Aquí hay una guía para ayudarte a través de este proceso.

Los peques ya nacen con un deseo innato de querer jugar, sin embargo, si perciben que la limpieza es una tarea aburrida, en realidad no significa que lo sea.  Hay algunas razones de esto:

  • Limpiar es aburrido (Si tú crees que es aburrido, ellos también creerán que es aburrido)
  • Limpiar interrumpe el juego (Si creen que es diferente a jugar.)
  • No existen instrucciones claras de cómo limpiar (El término “limpiar” es vago y no aclara qué es realmente lo que se espera.)
  • El quehacer no es apropiado para su edad en desarrollo. (No puede procesar declaraciones vagas y transformarlas en un comportamiento específico)
  • El peque espera que sus padres limpien sus juguetes (Si siempre ha sido de esta manera.)

Sé un buen ejemplo

No hay mejor momento que el presente para empezar a darle un buen ejemplo a tu peque. Puedes hacerlo dejando que te vea limpiar tu desorden, así como enseñarle a cuidar sus propias pertenencias.

No es fácil mantener un hogar ordenado cuando tienes niños pequeños: una simple merienda puede parecer interminable, ropa desordenada, juguetes por todas partes. Entonces, en lugar de asumir toda la responsabilidad de mantener un hogar impecable, concéntrate en comunicarte con tu peque en edad preescolar durante este proceso. Por ejemplo: “Ahora que ya acabamos de merendar, vamos a limpiar. Lleva el plato al fregadero y te daré un trapo húmedo para que limpies la mesa”. Estas son dos tareas que, con tu orientación, tu peque puede aprender. Otros ejemplos incluyen decirle algo como:

  • “Las servilletas usadas se tiran a la basura. Vamos juntos a llevarlas a la basura, y la próxima vez lo puedes hacer tú solito”.
  • “Oh oh, se me cayó la leche. A veces nos pasa esto cuando andamos a las carreras. Vamos a limpiarlo con un trapo. Vamos por el trapo para limpiar el derrame.”
  • “Dejaste los zapatos en medio de la sala. ¿Dónde se ponen cuando no los traes puestos? Ponlos ahí mientras yo voy a buscar un juego para que juguemos en el suelo donde estaban los zapatos.”

Un lugar para cada cosa

Una gran herramienta de organización para los padres de familia y sus peques es el uso de contenedores o cajas de cartón no muy profundas para poner los juguetes. No solo ayuda a encontrar los juguetes que buscan (como un bote o caja para los dinosaurios, los superhéroes, las muñecas y los cubos), sino que también le facilita la limpieza a tu peque. Y como un beneficio adicional ¡Tu peque aprenderá habilidades para la clasificación, lo que viene siendo un paso hacia el aprendizaje de la lectura!

La clave del éxito es hacer que el proceso de limpieza sea lo más fácil y divertido posible para tu peque en edad preescolar. Guardar los juguetes es parte del juego. Si todo tiene un lugar especial en donde guardar las cosas, significa que la mitad de la tarea ya estará realizada. Otros consejos incluyen:

  • Guardar juguetes en repisas más cerca del piso. Asegúrate de que tu peque pueda alcanzar los juguetes que estén guardados. Quizás un banquito podría serle de utilidad.
  • De ser posible, utiliza recipientes transparentes para que pueda ver lo que hay dentro.
  • Dibuja o utiliza calcomanías que le ayuden a identificar lo que se guarda en la caja, ya sean dinosaurios, carritos de carreras, caballos, etc.  Pudieras también sacar fotos de juguetes específicos y pegarlas afuera de las cajas.
  • Mientras más cosas metas en la caja, más dificultad tendrá tu peque de encontrar el juguete que está buscando, lo que dará como resultado un recipiente volcado por todo el suelo.  Considera utilizar recipientes de almacenamiento poco profundos y no llenarlos de muchas cosas.

El tiempo lo es todo

Pedirle a tu peque que vaya a limpiar algo, justo cuando está a la mitad de construir una pista de carreras, no será el mejor momento para una transición. Los peques necesitan desarrollar sus habilidades de atención y perseverancia y el tener una visión que puedan convertirla en una realidad es gran parte del desarrollo. De manera alternativa, el simple hecho de construir y ver el resultado edifica su creatividad. Determina cuál podría ser el mejor momento para poner en pausa lo que está haciendo para irse a limpiar.

Las pausas pueden incluir:

  • Cambiarse de lugar, tal como del interior al exterior
  • Cambiarse de una actividad a la siguiente, por ejemplo: de pintar a la plastilina
  • Un bocadillo o un descanso a la hora de comer
  • Prepararse para salir de casa

Al final del día, en lugar de hacer un gran proyecto de limpieza que resulta abrumador, intenta dos o tres fases de limpieza rápida para facilitarte el trabajo. Limpiar una actividad antes de comenzar la siguiente, enseña una habilidad para la organización que perdurará toda la vida. ¡Sus compañeros de apartamento y su futura pareja te lo agradecerán! También puede ser útil avisarle de que el tiempo de transición llegará pronto, y que eso significará comenzar a limpiar lo que está haciendo: “La hora del almuerzo ya va a ser en 5 minutos, así que en 2 minutos te haré saber que llegó el momento para que limpies tu juego de té antes de venir a comer”.

Manos a la obra

Cuando llegue la hora de limpiar, dile a tu peque que la limpieza es también parte del tiempo de juego. Ayúdale con tu guía durante todo el proceso. Si necesita guardar los juguetes, muéstrale dónde va cada uno de ellos. Llévale el bote o la caja de almacenamiento si esto le puede ayudar a comenzar a guardar sus cosas. Si es un trabajo más complicado, como el limpiar la plastilina, pídele que empiece a ponerla en sus respectivos recipientes, mientras tú le ayudas a ponerles las tapaderas.

Es muy posible que tu peque en edad preescolar pueda necesitar uno o dos avisos para que comience el trabajo. Espera de 5 a 10 segundos para ver si comienza a limpiar lo que está haciendo. Ponle atención, quizás necesite ayuda, como encontrar algo que está buscando. Si este es el caso, ayúdale a empezar y busca maneras de dividir el quehacer en partes más pequeñas.

Que el desastre no te preocupe

Sin duda alguna, los preescolares necesitarán ayuda para que aprendan a limpiar. Cuando cambies tu perspectiva y comiences a pensar que prácticamente le estás enseñando una habilidad que le durará para el resto de su vida; en este caso como el cuidar sus pertenencias, te darás cuenta de que la tarea será un poco más fácil. Como con la mayoría de las cosas, aprenderá mejor a través de experiencias positivas y la enseñanza. A lo largo de este proceso motívale y dale elogios. Y busca maneras de hacer que la limpieza sea divertida y solo una parte del juego. Agrega música alegre o un juego de “Carrera contra el tiempo” para que sea una manera fácil de agregarle emoción a la limpieza.

Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P homepage.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org