No importa cuál sea tu situación, la crianza te puede traer retos y recompensas. Como papá o mamá soltera habrá recompensas y muy seguido factores de estrés adicionales. Como papá o mamá soltera tendrás:

La responsabilidad exclusiva de todas las necesidades físicas y emocionales diarias de tu peque.

  • Dificultad para encontrar tiempo para descansar y el cuidado de tus propias necesidades.
  • Aislamiento.
  • Una única fuente de ingresos puede añadir tensión financiera.
  • Desafío al tratar de balancear tu trabajo, los horarios de guarderías y el tiempo para compartir con tu peque

La familia monoparental también puede ser maravillosa a medida que desarrollas un lazo cercano y de cariño con tu peque. Existen ventajas al no tener que negociar con alguien más sobre los estilos de crianza. Además, existen maneras de lidiar con el estrés y los desafíos.

La Crianza Eficaz

Mucho de lo que es importante para la crianza donde existen dos adultos responsables es importante también para aquellos que tratan de criar sin la ayuda de una pareja. Muchas veces los mismos métodos de crianza, suelen será aún más importantes para las mamás o papás solteros.

  • Las rutinas

Cenar a las 5, bañarse, contar un cuento y apagar las luces a la 7:30. Cualquiera que sea tu rutina, le brindará seguridad a tu peque al conocer las expectativas que se tienen en casa. Practicar una rutina también te ayudará a crear un ambiente tranquilo y te proporcionará oportunidades para que puedas descansar cuando te sea necesario.

  • Los límites

Aún los más pequeñitos necesitan límites. Los límites pueden hacer que tu peque sienta seguridad y le dará libertad para explorar dentro de límites seguros. Como mamá o papá soltero, el establecimiento de límites puede ayudarte a evitar pasar demasiado tiempo explicando una y otra vez las reglas a tu peque.

  • La consistencia

Como mamá o papá soltero eres la única persona que podrá hacer cumplir las reglas, ejemplo: “mirar sólo una caricatura más o dejar de comer dulces”. Trata de ser consistente y cumple con lo que digas. Tu peque adquirirá los hábitos necesarios y tú te evitarás desilusiones y confusión. Tenerle que explicar por qué ayer si pudo escuchar tres historias a la hora de irse a la cama y el día de hoy sólo puede escuchar una, puede restarle calidad al tiempo que pasas con tu peque.

  • La hora de juego

Cuando eres la única persona responsable de la disciplina y la logística de tu hogar, puede hacerse difícil el juego con tu peque. Toma al menos cinco minutos para que juntos observen las nubes o deja que te persiga alrededor de la mesa.

  • La organización
      • Si tienes espacio, mantén múltiples cajas de pañales para evitar tener que ir a la tienda seguido.
      • ¿Estás preparando una sopa? Dobletea las cantidades y guarda el resto en el congelador.
  • No te preocupes por pequeñeces

La ropa limpia y los trastes lavados no necesitan guardarse inmediatamente. Tu peque está en una edad que pasa demasiado rápido y por corto tiempo. Aprovecha las oportunidades para una interacción positiva dejando a un lado, al menos por un tiempo, las tareas del hogar. Deja que la ropa se quede en la cesta por un rato.

Cuidando de tu persona

Cuando eres la única persona responsable de la crianza de tu peque es muy difícil tener un descanso, pero los descansos no solamente son importantes para ti sino para tu peque también. Al cuidar de tu persona serás una mamá o papá más eficaz y un gran modelo a seguir para el cuidado personal.

Recuerda lo básico — come y duerme bien y haz ejercicio. No necesitas una comida de gourmet, ni una membresía a un gimnasio:

  • Estaciona tu coche en la parte trasera del estacionamiento del supermercado para ponerte a caminar un poco.
  • Acuesta a tu peque a la misma hora para que puedas tener tiempo para ti y puedas dormir suficientes horas. ¡Esta es otra ventaja de tener una rutina consistente!
  • Compra verduras ya lavadas y precortadas, queso rallado, etc.

¡Necesito ayuda!

No hay mamás ni papás perfectos, y las familias monoparentales no pueden tener mamá y papá a la vez para criar a sus peques.  Así que no te sientas culpable por pedir o recibir ayuda.   Todas las familias necesitan recibir ayuda y al recibirla pueden ser mejores.

  • El cuidado de peques:
    • Pídele a un miembro de tu familia, a un amigo o un vecino al que le tengas confianza que te ayude a cuidar a tu peque. Aún 30 minutos te pueden permitir caminar alrededor de tu cuadra o ir a la tienda cuando lo necesitas.
    • Algunas comunidades tienen grupos de cuidado cooperativo para niños. ¿hay en tu comunidad? Si no, ¡empieza uno!
  • Los mandados:
    • ¿Tu vecino y tú van a la misma tienda? Ponte de acuerdo con tu vecino para enviarse textos si alguno de ustedes requiere ir a la tienda. Elimina la necesidad de tener que ir a la tienda para traer solamente una barra de pan.

Comunidades de ayuda  

Las redes o comunidades de ayuda, brindan a tu peque la oportunidad de experimentar las diversas formas en que la gente puede ser. Se edifica la compasión y la empatía y proporcionan a tu familia un apoyo.

  • Modelos adultos:

Como única persona responsable de la crianza de tu peque, quizás desees desarrollar modelos de adultos fuertes para tu peque. A los abuelitos, las tías o tíos, las amistades, algunos compañeros de trabajo y otras personas les podría encantar ser parte de la vida de tu peque.

  • Únete a un grupo. hay muchos lugares donde puedes conocer a otros padres de familia – padres y madres solteras y todo tipo de familias.
    • Las bibliotecas de Eugene y Springfield ( Eugene Library y Springfield Library) tienen horas para contar cuentos para niños de 0 a 6 años de edad, música y cuentos sensoriales y bilingües.
    • LaneKids calendar tiene una lista de eventos infantiles del condado.
    • Pasar el rato en un parque infantil, la piscina de Amazon u otras opciones para crear conexiones.
    • Los medios sociales: el Internet, Facebook, Twitter y otros medios sociales ofrecen apoyo para las mamás y los papás solteros. Un par de minutos que leas los tweets o las publicaciones de Facebook de otras mamás o papás te podrán ayudar en tu aislamiento.
    • Grupos de crianza: únete a un grupo de crianza en Parenting Now! O inscríbete en el programa de Triple P Online program.

Las familias monoparentales no están solas          

Aprovecha las recompensas de tener una familia monoparental y encuentra maneras de hacer frente a los factores de estrés. Pon límites y rutinas para crear una vida diaria más tranquila. Dedícale tiempo al juego. Cuídate y recibe apoyo de los demás. No solamente disminuirás el estrés, sino también tu peque y tú prosperarán.

Las situaciones de emergencia o urgencias suceden en cualquier familia. Si estás criando a tu peque sin una pareja, elabora una lista de las personas a las que puedes llamar en caso de que enfrentes una situación de urgencia. ¿Se te acabó la medicina a las 11:00 de la noche cuando a tu peque le dio fiebre? Prepara con anticipación a las personas que puedes llamar para ir a la farmacia en la noche o para otras situaciones urgentes.