A pesar de que llueve y llueve puedes aún disfrutar de todo el invierno con tu niño. Tal vez esos días al comienzo del invierno que invitaban a quedarse en casa acurrucaditos se hayan esfumado a medida que los días más fríos y lluviosos se van acercando, pero tal tener una variedad de actividades en casa que le puedan mantener ocupado y estimulado hará que el invierno sea una temporada feliz para todos.

No necesitas comprar juguetes caros, puedes encontrar cosas divertidas y seguras con qué jugar en tu misma casa:

  • Jueguen a la búsqueda del tesoro. Coloca tres objetos de color rojo alrededor de la habitación – una manzana roja, una taza roja y un camión de bomberos de juguete de color rojo. Le encantará explorar y encontrar los objetos, además podrá aprender los colores, las formas y los tamaños.
  • Utilicen las cajas de huevos vacíos para hacer trenes largos. Traten de decorarlos.
  • Hagan una masa sencilla (o cómprenla preparada) para hornear pan con figuras interesantes. Después, ¡a comérselo!
  • ¡Hagan música juntos! …con tamborcitos, sonajas, cucharas de madera y ollas.
  • Busca libros en la biblioteca o en línea que te puedan dar ideas de actividades dentro y fuera de casa – q  ue es justo lo que puedas necesitar cuando el invierno parece interminable.

Actividades de invierno en el Condado de Lane

Hay muchas actividades divertidas en el Condado de Lane. Parenting Now! tiene Play Time (“Hora para el juego”) y Squishtivities, que son excelentes para tu hijo, y son una gran manera de conocer a otros padres de familia con niños de la misma edad. Las bibliotecas públicas de Eugene y Springfield ofrecen “Horas de lectura de cuentos” para niños en edades específicas,  de 0 – 6, y también “Horas de lectura en español”  y “Horas de lectura sensorial” para los niños con problemas de integración sensorial u otras necesidades especiales.  Al exponer a tu niño a los libros y a socializar con amiguitos a una edad temprana, también le ayudará a prepararse para la escuela llegado el momento.   El calendario de eventos  LaneKids Events sugiere muchas actividades, como el Tiny Tots Indoor Playground (Zona de juegos para el interior).

Si tu niño se entretiene con actividades que son divertidas, tendrá menos tiempo para portarse mal. Por supuesto que aunque esté ocupado es importante tener precaución. Esto significa que  es muy importante mantener los cuchillos, u objetos filosos y medicamentos fuera de su alcance. Durante el invierno, existen problemas adicionales de seguridad que debes tener en cuenta también:

  • Nunca pongas calentadores en la habitación del niño o cuando duerme. Mantén todas las cosas que se puedan quemar a un mínimo de un metro de distancia del calentador.
  • El invierno puede significar llamas más abiertas en tu casa. Ya sea que se trate de una lámpara de aceite o queroseno, una chimenea, velas u otros tipos de flama. Asegúrate de que estén fuera del alcance del niño – recuerda que los niños pequeños son muy ingeniosos especialmente cuando quieren desplazarse hacia los objetos que brillan o resplandecen.
  • Los refriados y la gripe son comunes durante el invierno. Enséñale que tiene que lavarse las manos con frecuencia, especialmente cuando están alrededor de otros chicos. Enséñale a estornudar o a toser hacia el doblez del codo, en la parte interna del brazo para así evitar el contagio de la gripe.
  • No utilices colchas eléctricas para los niños, y si tienes un bebé, ponle los sacos de dormir o pijamas calientitas en lugar de utilizar cobijas en las áreas donde duerme.

¡No tienen que quedarse en casa todo el tiempo! A continuación compartimos unas sugerencias para sacarle partido a tus actividades invernales:

  • Viste al niño con capas de ropa. Una buena regla a seguir es vestir a los niños o a los bebés con una capa más que los adultos.
  • Asegúrate de que las partes del cuerpo de tu hijo que se pueden enfriar o mojar estén cubiertas — manos, pies, cabeza y orejas.
  • ¡No lo arropes demasiado! Los niños pueden comenzar a sudar y a calentarse en acceso, lo cual causa problemas de irritaciones en la piel.
  • Si se quedan afuera por mucho tiempo, cerciórate si tienes que ponerle más o quitarle algunas capas de ropa que trae puesta.
  • Si hace demasiado frío, evita lo más posible sacar a tu niño, especialmente si es bebé.
  • Conviertan en un juego el contar las capas de ropa que le pones o le quitas.

¡Precauciones para el invierno!

Puede que creas que poner mantas o ropa debajo de las correas del portabebés le dará un poco de calor extra. Sin embargo, el espacio extra entre el niño y el arnés podría ser peligroso en caso de un accidente. El acolchado hace que se deslice fuera del asiento con más facilidad, por lo tanto, nunca pongas nada debajo de las correas del portabebés.

El invierno no tiene por qué ser cansador o lleno de preocupaciones. Hay un montón de cosas interesantes y seguras que se pueden hacer dentro y fuera de casa y alrededor de la ciudad. Incluso puede ser que hasta extrañes el invierno cuando se acabe – especialmente si al igual que tu hijo, te pones a saltar en los charcos.