El arte y la creatividad son componentes esenciales en la experiencia humana. La mayoría de nosotros no somos expertos en pintura o pianistas reconocidos, pero tenemos algunas expresiones de nuestros esfuerzos creativos. Para algunas personas la habilidad es organizar el desorden, para otras diseñar arreglos florales – o simplemente agacharte y ensuciarte las manos con pinturas dactilares con tu peque.

Tener creatividad con tu peque puede ser una experiencia enriquecedora para ambas partes – así como ¡muy divertido!. Las actividades artísticas ayudan en el desarrollo social, motriz, intelectual y de lenguaje. El arte también enseña a tu peque acerca de su mundo y cómo interpretarlo. Con ánimo tu peque ganará confianza en sus habilidades artísticas, las cuales le serán de compañía durante toda su vida. Pero empecemos por el principio.

Arte 101 – Preparando a tu peque

Las habilidades motoras finas son las habilidades que tu peque tiene en sus manos y dedos para manipular cosas como al agarrar un lápiz, cortar con tijeras o amarrarse las agujetas de los zapatos.  Entre el primer y segundo año de vida tu peque es capaz de hacer garabatos,  tomar crayones y marcadores con sus puños. En el siguiente par de años las habilidades motoras finas florecerán, permitiéndole hacer crecer su creatividad.

A la edad de 2 – 3 años, tu peque puede:

  • Practicar usando tijeras de punta roma y sostener un marcador con su pulgar y sus dedos.
  • Pintar con movimiento de muñeca, hacer puntos, líneas y golpes circulares.
  • Enrollar, golpear, apretar y jalar masa moldeable como plastilina o masa de sal.

De 3 – 4 años, tu peque puede:

  • Copiar un círculo
  • Manipular material de arcilla (rodar una pelota, hacer una serpiente, una galleta)

De 4 – 5 años, tu peque puede:

  • Practicar escribiendo su nombre.
  • Cortar un línea continua
  • Copiar cruces y cuadros

Por supuesto, no todo el arte involucra un lápiz o una pluma. Tu peque puede amar el baile, el canto o actuar. Las habilidades motoras gruesas son las habilidades que tu peque tiene para hacer movimientos grandes con su cuerpo, empezando por arrastrarse, caminar, brincar, etc. La edad en la que tu peque alcance estos estados de desarrollo puede variar. Algunos peques pueden caminar desde los 9 meses; otros lo harán cerca de los 15 meses.

De 2 – 3 años, tu peque puede:

  • Correr con gran control
  • Cambiar de dirección mientras camina

De 3 – 4 años, tu peque puede:

  • Cambiar de estar sentado a recostado sobre su estómago
  • Imitar a un adulto al pararse sobre un pie o simples movimientos como “las manos arriba”.
  • Brincar con los pies juntos varias veces en una línea
  • Caminar de puntitas

¡TU PUEDES!

Cuando veas a tu peque con cierto interés en algún arte – ya sea coloreando un libro de un hermano mayor o bailando al ritmo de una canción de caricaturas – dale la oportunidad de intentarlo en el nivel apropiado para su edad.

En casa, existen muchas formas de animar el interés de tu peque:

  • Tocar música y cantar canciones juntos
  • Actuar algo vistiéndose con disfraces
  • Jugando a los “espías” encontrando colores, patrones, texturas, formas y líneas alrededor de la casa.
  • Dándole marcadores lavables y hojas para que explote su creatividad. Supervisa a tu peque cuando use marcadores u otros artículos de arte para que no vaya a redecorar las paredes o el piso.

Considera almacenar los artículos de arte donde tu peque preescolar pueda tener acceso fácilmente.

Es muy tentador dejar marcadores, pinturas y pegamento brilloso en lugares de fácil acceso, sobretodo si tu peque no es lo suficientemente mayor para no hacer un lío con esto. Tenemos que decirte que: ¡Puedes prevenirlo! Tomando algunas precauciones al usar solo materiales lavables, cubriendo la mesa con periódico y poniendo a tu peque en un lugar que sea fácil de limpiar.

¡LO ESTAS HACIENDO MUY BIEN!

Es improbable que tu peque vaya a crear la siguiente “Mona Lisa”. Es más probable que obtengas una serie de garabatos. No importa qué resulte de sus esfuerzos, anímale y dale apoyo es sus intentos. Muéstrale que tienes interés en sus trabajos haciéndole preguntas acerca de sus ilustraciones (“Dime algo acerca de tu pintura. Me gustan los colores que elegiste”.); toma un tiempo extra en ver su baile o escuchar su canción y elogia sus esfuerzos. Si a tu peque le gusta actuar, invita a una “audiencia” a ver la actuación. Abuelos, abuelas y otros miembros de la familia son perfectos para una audiencia. Pero si tu peque siente nervios y no quiere actuar, no lo fuerces.

En la localidad hay muchas oportunidades para involucrar a peques en las artes:

Puedes animar a tu peque a amar las artes, dándole un ejemplo desde casa. Tus propias habilidades artísticas pueden estar limitadas a pegar figuritas, pero eso no le importará a tu peque. Es el proceso, no el resultado el que es importante aquí. Enfóquense en la diversión y creen lazos a través de las artes.