¿Por qué será que a los programas de televisión y películas favoritas les encanta retratar el Día de las Madres como un día glorioso en el que las mamás duermen, desayunan en la cama y se les inunda de regalos y cariño?

La realidad es que ya has estado despierta desde las cinco de la mañana con un recién nacido que no ha podido dormir, tu otro peque necesita su taza de leche por enésima vez y el de diez años insiste en que las ocho de la mañana es la hora perfecta del día para hacer ruido con sus tambores.

Al ser padres de familia, dedicamos gran parte de nuestro tiempo a responder a las necesidades de nuestros peques. Ya sea que ayudemos a los más pequeños a vestirse, a cambiar pañales o a llegar a tiempo a las citas con el dentista.  Hay momentos en los que se siente que no hay tiempo durante el día para enfocarse en uno mismo (¿cuándo fue la última vez que te lavaste los dientes?).

Pero una familia es tan fuerte como lo es su líder y, ¡sorpresa! ¡Ese líder eres tú! Al enfocarte de manera consciente en tu propia salud mental y física, apoyas activamente a toda la familia para que prospere. Durante las próximas semanas, nos centraremos en tu propio cuidado.

Esta semana, el equipo de Triple P se enfocará en aumentar tu energía. ¿Últimamente sientes que has andado a la carrera sin nada de energía? Estos consejos te pueden ayudar a restaurar los niveles bajos de energía y brindarte el combustible necesario para mantenerte al día con las demandas que conlleva la paternidad.

H2-Oh claro!

No subestimes el impacto que tiene el agua potable en el cuerpo. Si te sientes con poca energía, no es porque necesites más cafeína, ¡tu cuerpo necesita agua! Cuando no bebemos agua lo suficiente, podemos sentirnos cansados, mareados, confundidos e irritados. Es difícil ser padre o madre cuando te sientes así. Convierte en un hábito llevar a donde sea que vayas una botella de agua durante todo el día y rellenarla con la mayor frecuencia posible. ¿Cómo sabes si estás bebiendo lo suficiente? Presta atención cuando tengas sed, y bebe agua. Tu cuerpo naturalmente mantiene un equilibrio de líquido, y el mecanismo de la sed te dice cuándo necesita más. El desafío como padre de familia es darse cuenta de lo que necesitas y atender esto de inmediato. Cuando prestas atención a todo lo que necesitan tus peques, puede ser difícil escuchar tus propias necesidades. Llevar una botella de agua te recordará tomar algunos sorbos cuando tengas un momento.

Para las mamás que amamantan, es especialmente importante mantenerse al tanto del consumo de agua para evitar la deshidratación.

La elección de alimentos de manera consciente

¿Recuerdas cuánto tiempo pasaste investigando los primeros alimentos para bebés, leyendo las etiquetas y quizás hasta haciendo su propia comida? ¿Y luego todo ese tiempo que te tomó para convencer a tu peque de que comiera sus zanahorias o chícharos, solo para que los rechazara al final? Los padres de familia trabajan muy duro para que sus peques se alimenten de manera saludable. Pero, ¿cuándo fue la última vez que merendaste zanahorias pequeñas y palitos de apio? Lo más probable es que haya sido hace un tiempo.

La mayoría de nosotros opta por comer alimentos azucarados y procesados porque tienen buen sabor y son fáciles de comer en cualquier lugar. Pero también éstos te harán sentir letargo, cansancio y aparte te dejarán con ganas de más, ¡no es justo! Una forma de evitar la tentación de los alimentos procesados es que lleves contigo alternativas más saludables. Por la mañana, para llevar prepara nueces, arándanos, rebanadas de manzana y queso, o barras de granola para mantener la energía durante el día.

Cuando hay apuro de tiempo, comprar frutas y verduras pre cortadas y empaquetadas puede ser de mucha ayuda. Algunos padres de familia descubren que limpiar y cortar vegetales al llegar a casa de la tienda les ayuda durante toda la semana a hacerles más fácil llevárselos cuando salen de casa. También puedes mezclar frutas con espinacas y leche de almendras para hacer un batido para llevar.

¡A moverse!

Puede ser difícil encontrar tiempo para moverte y hacer ejercicio cuando los peques son apenas bebés, o cuando son niños pequeños, pero mantener la actividad (ya sea caminar en tu vecindario o pasar una noche jugando boliche con tu pareja) es muy importante para nuestra salud mental y física. No hace falta ser miembro de un gimnasio, ni tener un entrenador personal. Intenta incorporar estas actividades en tu rutina diaria:

Con los bebés

  • Sal a caminar. El bebé puede ir en el carrito o el portador de bebés, o simplemente carga al bebé mientras caminas por un parque, tu vecindario o por un sendero.
  • Haz natación. El Centro Acuático de Tamarack y la piscina de Splash son piscinas templadas y tienen horarios de natación para bebés.
  • Haz ejercicio en casa. Puedes hacer sentadillas y zancadas mientras sostienes con cuidado al bebé. ¡Y a todos los bebés les encanta que bailen con ellos! Canta y baila con tu bebé para hacer ejercicio y promover el acercamiento.

Con los pequeños

  • Jueguen a las carreras. A los niños pequeños les encanta correr. Corran en un parque o en su patio trasero. Conviértanlo en un juego como el de carreras, “la roña” o “los encantados”, o simplemente corretéense. Una variación podría ser tener que nombrar animales o colores cuando la persona cambie de turno.
  • Hagan una caminata. Lleva a tu peque a una caminata por la naturaleza. Cuando sus piernas se cansen, permítele que viaje en una mochila para senderismo que cumpla con el límite de su peso.
  • Salgan en búsqueda del tesoro. Busquen un palo, una roca, una mariquita, una flor, o lo que sea que vean durante el paseo.
  • Organiza una fiesta de baile en casa. ¡Los pequeños hacen los mejores movimientos y el baile promueve el equilibrio y coordinación!

Con los más grandecitos

  • Aprendan juntos. ¿Le estás enseñando a andar en bicicleta o a patinar? Aprendan y participen juntos.
  • Juega en un parque infantil con tu peque, ya sea en un muro de escalada, colgándose de las barras de los monos o jueguen al baloncesto.
  • Predica con el ejemplo. Pídele a tu peque que patee el balón de fútbol contigo o vayan en bicicleta a algún lado.

Como dice el dicho, “Los días son largos, pero los años son cortos”. Algunos días se sentirán agotadores, mientras que otros serán como un paseo por el parque. Haz tiempo para cuidar de tu propia persona para que puedas cuidar de tu familia.

Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P homepage.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org