¿Tu peque de primaria aún sigue mojando la cama? Si es así, no están solos. La Enuresis es más común de lo que la gente cree, 1 de cada 8 peques empiezan la primaria aún mojando la cama.

Si mojar la cama pasa cada noche o una vez cada dos semanas, es normal tener preocupación acerca de este comportamiento y preguntarse si hay algo más que puedas hacer para que tu peque esté seco durante la noche.

El primer paso es comprender cómo trabaja el cuerpo de tu peque.

Vejigas hiperactivas

 Mojar la cama es usualmente el resultado de la falta de control sobre la vejiga, pero puede ser también algo genético, así que si tú o tu pareja mojaron la cama, muy probablemente tu peque lo haga también. Cuando necesitamos orinar, nuestra vejiga manda un mensaje a nuestros cerebro para que los músculos alrededor de la vejiga aguanten la orina. Si la Enuresis está presente, este mensaje no es recibido y los músculos alrededor de la vejiga están relajados así que la orina sale.

Pero aún si tu peque por lo general está seco durante la noche, puede presentar episodios de Enuresis durante períodos estresantes o cuando siente ansiedad o mucho cansancio. Un divorcio, una mudanza,  empezar un año escolar, el nacimiento de un hermano, etc, pueden acarrear cambios en las funciones de su cuerpo.

Ayuda desde casa

Si tu peque de primaria está mojando la cama, considera hacer algunos ajustes en casa:

  • Asegúrate de que tu peque puede salir y entrar fácilmente a su cama.
  • Evita pijamas de franela y ropa de cama pesada – es más difícil sentir si están húmedas.
  • Usa una luz de noche, así tu peque se podrá mover en su habitación fácilmente durante la noche.
  • Protege el colchón con un cubre colchón a prueba de líquidos.
  • Ten a la mano un segundo juego de sábanas por si se requiere cambiarlas.
  • Evita usar pañales durante la noche, con peques mayores a 3 años.
  • Haz que tu peque orine justo antes de ir a la cama.

Por una noche seca y exitosa, ofrece muchos elogios o incluso un premio especial, como un libro nuevo o su botana favorita en el lunch escolar. Puedes también usar una tabla de premios ya sea por seguir una nueva rutina en la noche o por tener noches secas.

Cuando los accidentes pasan

Si un episodio de cama mojada no te deja descansar a media noche, con calma ayuda a tu peque con sus necesidades. Tu peque ya siente vergüenza por la situación, así que quejarse o regañar no ayudará en nada. Dile que eso puede pasarle a cualquier peque, que no es su culpa y no es nada por lo que debe sentir vergüenza. No hagan un gran escándalo por el accidente, pero ayuda a tu peque a limpiar, a cambiar las sábanas y la pijama que va a usar.

Amablemente explícale  que aprender a estar seco durante la noche, toma tiempo y práctica.

Tratamientos para la Enuresis

 Si tu peque es mayor de 5 años y moja la cama al menos 2 veces por semana, sería una buena idea hablar con un médico para descartar alguna causa física, como infecciones en el tracto urinario, diabetes o estrés. Partiendo de allí, tu médico podrá determinar si tu peque requiere ver a un especialista o tratar con algún medicamento.

Adicionalmente a los otros tratamientos en casa, es buena idea:

  • Evitar bebidas y comidas ricas en azúcar y cafeína.
  • Tratar de eliminar los irritantes de la vejiga, como los jugos cítricos, sabores y colores artificiales como el colorante rojo y los edulcorantes.
  • Incrementar la ingesta de líquidos en la primera parte del día. Una meta deseable es tomar el 40% de los líquidos en la mañana, 40% en la tarde y 20% en la noche.
  • No despertar a tu peque durante la noche para que vaya al baño – esto generalmente no es efectivo para tratar la Enuresis.

El médico puede recomendar el uso de una alarma, esta es un pequeño sensor tipo clip que detecta la humedad y se cuelga por fuera de la ropa interior o en el cubre colchón. Cuando tu peque comienza a orinar, la alarma puede vibrar o emitir un sonido que despierta a tu peque y entonces puede terminar de orinar en el baño.

Las buenas noticias son que la mayoría de los peques (90%) superan la enuresis alrededor de los 7 años. Pero si la enuresis está interfiriendo constantemente con la oportunidad de participar en pijamadas o tu peque se avergüenza de su ropa húmeda o simplemente quiere pasar la noche seca completamente, es una buena idea comenzar a buscar formas de apoyar a tu peque en el camino de tener noches sin accidentes.