Nuestros niños y niñas están conectados y apegados a nosotros. A veces ese apego es abrumador y parece que lo único que quieren es tener nuestra atención todo el tiempo. Ya sea que se trate del llanto de un bebé, o que su hijo mayor le hable todo el tiempo de Minecraft, o que su niño que empieza a andar necesite más mimos al final de un largo día, este apego está incorporado en su ADN y, para nosotros los padres, puede ser agotador. Tal vez le ayude saber que este apego es el fundamento de todas sus futuras relaciones, y el amor y apoyo que reciban de usted es la pauta de cómo se sienten sobre sí mismos y sobre el mundo.

Sin embargo, con nuestras listas de cosas pendientes de un kilómetro de largo y pensamientos que corren por nuestra mente (“¿El gato necesita otra dosis de antipulgas?” “¿Mateo necesita zapatos nuevos para la clase de educación física.” “Mañana se vence la factura de luz.”), es difícil estar siempre presentes con nuestros niños.

“Presencia” es el concepto de estar alerta y concentrado en el momento actual y no adelantarse al futuro ni distraerse del momento con otros pensamientos o actividades. Estar presentes con nuestros niños es una gran forma de satisfacer sus necesidades emocionales. En este artículo presentamos consejos para estar más presentes como padres.

Pensemos que estar presentes con nuestros niños es como abrirles nuestros brazos, ya sea para alentarles a explorar o acogerles a su retorno. Los niños necesitan ambos, y aprenden a ser independientes primero sabiendo que siempre les tendrán a ustedes para ellos. En nuestra cultura, solemos enfocarnos en alentar la independencia, pero esa independencia necesita un cimiento seguro en usted.

Estar presente empieza con responder a las necesidades físicas y emocionales

Cuando su bebé o su niño que gatea llora porque tiene hambre, o porque está físicamente incómodo o enfermo, es importante que usted responda a sus necesidades físicas inmediatas rápidamente y con serenidad. Su respuesta también les demuestra su amor y les enseña que tienen un efecto sobre el mundo. Su bebé o su niño que gatea también tiene muchas necesidades emocionales. Si usted simplemente se mueve como por inercia mientras cambia un pañal por centésima vez en el día, trate de adoptar una actitud más consciente y presente:

  • Sonriendo, teniendo un contacto visual
  • Abrazándole, besándole o acariciándole
  • Hablando con voz suave y tranquilizadora (aunque ellos aún no hablen)
  • Cantándoles y leyéndoles un cuento
  • Agarrando su mano para que se sientan seguros si usted está en el mundo

Haga que valga la pena

Usted no podrá estar ahí todo el tiempo, pero cuando lo esté, ¡haga que valga la pena!

Algunos expertos dicen que con 15 minutos de atención totalmente concentrada, los niños se sentirán satisfechos e independientes durante la siguiente media hora. Si necesita responder inmediatamente un mensaje electrónico por trabajo, pero su niño que gatea trata de jugar independientemente, trate de leerle cuento durante 15 minutos, luego trate de hacer nuevamente su trabajo. Piense que el tiempo y la atención positiva que está dando a sus niños es como “dinero en el banco”, o una conexión positiva con la que puede contar como amortiguador para cuando usted necesite estar lejos de ellos.

Demuestre que está presente…

  • Dejando su teléfono, tableta u otro dispositivo fuera de la vista.
  • Evitando utilizar palabras que juzguen, aunque parezcan positivas, como “buen trabajo”. Más bien, responda específica y descriptivamente: “Has hecho una enorme pelota con esa arcilla.” Cuando usted responde de esa manera, su niño o niña se siente “visto”, amado y atendido, lo cual desarrolla su autoestima.
  • Poniéndose al nivel de su pequeño o pequeña que gatea. Los niños que gatean son personas pequeñas en un mundo grande. Es amedrentador estar siempre mirando siempre hacia arriba a las personas que le sobrepasan a una. Cuando hable con ellos a su nivel, ellos se sienten seguros, disfrutan de poder hacer contacto visual con usted, y usted puede escucharlos de más cerca.
  • Leyendo las señales de su niño. Utilice lo que se denomina “enseñanza incidental”. ¿Le agota responder un millón de veces al día a todos los “porqués”? Más bien haga preguntas a su niño, por ejemplo “¿Cuán profundo crees TÚ que es el océano? Alternativamente, le puede dar una respuesta que le ayude a hacer conexiones como “¿Es más profundo que la bañera? ¿Más profundo que tu piscina?”

Una mente presente es una mente serena

Ser padre o madre puede ser estresante, y resulta difícil sentirse “zen” cuando el agobio y la ansiedad son constantes. ¿Necesita apoyo adicional? Pruebe estos consejos para apoyar su propia conciencia.

  • Encuentre tiempo cada día para un “momento familiar”. Aunque esté en sus días más ocupados, sabe que puede contar con la hora de cenar como su momento familiar, ya que le hace sentir “presente”, más controlable. Practiquen la gratitud juntos, den la vuelta la mesa y digan algo por lo que agradecen, aunque sea por el sol que está en el cielo.
  • Proporcione a su niño 15 minutos de su tiempo antes de empezar algo que necesita su atención un momento, por ejemplo hacer la cena. Deje que su niño o niña sepa que pueden jugar juntos por 15 minutos, luego dígale que necesita hacer la cena, hacer una llamada telefónica, cortar las uñas del perro, etc.
  • Tómese cada día 5 minutos para solamente respirar, meditar, estirarse, lo que sea que aclare y tranquilice su mente.
  • Muévase. Haga ejercicios, ya sea usted sola o con su familia, ya que es una gran manera de distenderse y aumentar sus niveles de energía. Vista a los niños y vaya al parque, o de una vuelta la manzana.

Pasado, presente, y futuro

Los niños realmente crecen en un abrir y cerrar de ojos. Recuerde sonreírles, abrazarles, cantarles, y escuchar sus intereses. Cuando lo haga, su niño o niña sabrá y confiará en que es amada y atendida, y también aprenderá a ser independiente y a confiar en sí misma.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P en español.