El autocuidado es una palabra de moda que escuchamos mucho en los medios de comunicación últimamente, especialmente en artículos para padres de familia y en las redes sociales. A medida que nuestro mundo se vuelve más apresurado y caótico, los profesionales médicos y los educadores de padres están motivando a éstos a que se cuiden tanto como cuidan de sus peques.

Pero, ¿qué es el autocuidado y por qué es tan importante para nosotros los padres de familia? En esta publicación de Triple P, examinaremos lo que sucede cuando no hacemos de nuestras necesidades una prioridad, y también sugeriremos formas saludables de incorporar el cuidado personal en tu rutina diaria.

La calidad por encima de la cantidad

Los adultos tienen necesidades al igual que los peques. Necesitamos relaciones cercanas con otros adultos; Necesitamos sentirnos comprendidos; necesitamos tener tiempo con nuestras amistades, así como tiempo para nosotros mismos; y tiempo para hacer las actividades que más disfrutamos.

Esto puede parecer poco realista para los padres de familia encargados de criar a sus peques, pero considera lo siguiente: ser un buen padre o buena madre no significa que tengas que sacrificar tus propias necesidades para atender a tus peques cada minuto del día. Ser buen padre o buena madre es saber encontrar el equilibrio adecuado para que también puedas darte un tiempo de descanso sin tus peques para ayudarte a ti misma a recargar las baterías.

Los padres de familia que tienen sus necesidades individuales satisfechas, encuentran que es más fácil:

  • Manejar el comportamiento desafiante de sus peques
  • Mantener la calma en los momentos estresantes
  • Estar presente con sus peques
  • Ser paciente

Si pasas cada momento del día y de la noche con tu peque e ignoras tus propias necesidades hazte la siguiente pregunta: ¿Tus peques están recibiendo la mejor versión de ti? Si la respuesta es no, quizás sea tiempo de ver qué puedes hacer para cuidarte mejor.

Cuando te encuentras en una situación en la que existe un conflicto entre tus necesidades y las necesidades de tu peque, algunas de las preguntas que puedes hacerte son: ¿Qué necesita mi peque? ¿Qué necesito yo? ¿Mi peque puede esperar? ¿Yo puedo esperar? ¿Hay alguna manera de que ambos podamos satisfacer nuestras necesidades?

El agotamiento es real

Por mucho que amemos a nuestros peques, las exigencias de ser padres de familia son estresantes. Cuando vivimos constantemente altos niveles de estrés, puede hacer que nos sintamos irritables, enojados, tensos, impacientes, y que afecten nuestros patrones de sueño y de alimentación. Cuando se ignoran, estos sentimientos a veces pueden llevar a la ansiedad y la depresión. Esto puede ser especialmente cierto para los padres de familia que se sienten aislados, que no cuentan con un sistema de apoyo o que están viviendo otros factores importantes de estrés, que pueden incluir una mudanza reciente, divorcio, preocupaciones financieras, etc.

A veces, el estrés y la sensación de agobio son señales de que estás tratando de hacer demasiado. Es posible que descubras que eres inconsistente en tu forma de ser como padre de familia o que te estás enojando por las cosas que normalmente no te afectaban. Nuestras emociones y comportamiento tienen un efecto significativo en nuestros hijos y en cómo se comportan, por lo que es vital que cuides de ti y de tus propias necesidades.

Maneras de incluir el autocuidado

El autocuidado es diferente para cada persona. Para un padre de familia, podría incluir formas saludables de relajarse, divertirse, hacer ejercicio o socializar.

  • Conéctate con otros padres de familia a través de grupos de apoyo, como Parenting Now!, WellMama, Baby Connection.
  • Toma un baño relajante mientras tu pareja u otro cuidador de confianza se lleva a los peques a caminar o al parque.
  • Trata de hacer ejercicio regularmente 3 veces por semana, incluso camina o trota, anda en bicicleta, o baila en tu casa. Coloca a tu bebé en su cochecito o corre al lado de tu peque mientras anda en su bicicleta.
  • Respira lentamente y de manera profunda hacia tu vientre. Cuando hagas una respiración completa y profunda, haz una pausa por un momento y luego exhala lentamente por la nariz o la boca.
  • Pasa tiempo en la naturaleza. Está comprobado que ayuda a reducir la ansiedad y el estrés.
  • Todos los días escribe 3 cosas por las que sientes mucho agradecimiento.
  • Llama a un amigo o amiga que te escuche y cuéntale de tu día.
  • Pasa tiempo de calidad con tu pareja o alguna amistad.

Los padres y las madres con experiencia te dirán que la crianza de los hijos nunca se hace más fácil, simplemente cambia. Si bien es posible que hayas pasado ya de las molestias que ocurren en la infancia y por los altibajos emocionales de la adolescencia, descubrirás que se hace un poco más fácil hacer tiempo para ti. Sé consciente de tus propias emociones y atiende tus necesidades, especialmente cuando tus reservas de energía anden bajas, esto te ayudará no solo a ti, sino a toda tu familia.

Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P homepage.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org