Seguro que ya has escuchado a los educadores de padres de familia hacer hincapié una y otra vez en la importancia de cuidarse a sí mismo como madre y padre de familia, esto es por una buena razón. No se puede estar a la delantera en el área de la crianza de la familia cuando uno no ha satisfecho sus propias necesidades.

Incluso aún en las mejores condiciones, por no hablar de una pandemia, puede ser difícil anteponer sus necesidades a las demandas de su familia. Entonces, ¿cómo puede asegurarse de que está satisfaciendo sus necesidades durante estos tiempos excepcionalmente desafiantes? Esta semana, ofrecemos consejos realistas para ayudarle a cuidarse lo mejor que pueda en este momento.

Verificación del autocuidado

Con los blogs bastante populares de mamás y las personas influyentes de las redes sociales que guían la representación del “cómo se ve” la crianza moderna, es fácil sentir que esa representación no se compara con la suya.  Detrás de todas esas imágenes filtradas en Zoom de yoga y la hora feliz con vino y con amigos, hay padres y madres comunes que llevan vidas normales. La vida real no siempre se parece a las fotos de familias sonrientes que se ven disfrutando tranquilamente de un picnic en el parque. No necesitamos compararnos con imágenes poco realistas de familias perfectas. Aceptemos la realidad con todo su desorden, y a veces caótica, de nuestras relaciones familiares reales.

No es que a todos no nos guste mimarnos con un día de spa o un viaje a la tienda sin los peques en este momento, considera por un momento que el cuidado personal no es lo mismo que “mimarse”. El cuidado personal es más profundo. El autocuidado asegura que tu salud emocional y física sean prioridades principales que tienen el objetivo de alcanzar una salud y felicidad óptima.

Es completamente razonable sentir el peso de la ansiedad, angustia, confusión e incluso enojo en este momento. Estamos experimentando un trauma colectivo. Es razonable que todos estemos aprendiendo cómo hacerle frente a esta pandemia juntos, y que el cuidado personal nos pueda parecer una perspectiva abrumadora.

Todos queremos lo mejor para nuestras familias ¿verdad?   Muy bien, los estudios nos han dicho una y otra vez que para poder dar lo mejor de nosotros mismos, necesitamos estar lo mejor posible, lo que significa que tenemos la capacidad de dar aquello de lo que ya que ya tenemos.

Un aspecto relacionado al cuidado personal es el de lidiar con tus emociones de manera efectiva para que puedas apoyar y cuidar mejor a tus peques, así como darles un buen ejemplo en cuanto a cómo manejar los sentimientos grandes e incómodos.

Al practicar tu autorregulación, les demuestras la manera en que pueden calmarse cuando les invade un sentimiento profundo. Puedes decirles algo como: “Respiremos hondo y pensemos en esto por un minuto”.

Cuando empieces a sentir que tus emociones están aumentando de nivel, trata de:

  • Ponerle atención a tus emociones, pensamientos y tensión física. Puede que te des cuenta de que estás apretando la mandíbula o que estás respirando menos hondo. Es posible que pienses, “Por dios, ¿tenemos que pasar por esto OTRA VEZ?” o que te sorprendas reaccionando ante los demás.

Cualesquiera que sean tus emociones, pensamientos o reacciones físicas que tiendas a tener cuando sientes mucho estrés son únicas para ti, y las conoces.

  • Si es necesario, toma un pequeño descanso, posiblemente en otra habitación o afuera, donde puedas ordenar tus pensamientos y calmarte. Tus peques apreciarán que les ofrezcas algunas palabras tranquilizadoras, como: “Me siento molesta en este momento y no siento que pueda tener la tranquilidad que quisiera para conversar sobre esto. Así que me voy a ir a mi cuarto a leer por unos 10 minutos para tener la oportunidad de calmarme“.
  • Comparte lo que está en tu pensamiento, tus sentimientos y emociones con algún miembro de la familia o alguna amistad que te apoya. Encuentra el tiempo para charlar por teléfono, por texto o computadora.
  • Haz respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca haciendo una pequeña pausa antes de exhalar.
  • Haz ejercicio como una manera de reducir el estrés, mejorar tu estado de ánimo y tu salud física. El ejercicio ha demostrado tener propiedades que mejoran el estado de ánimo y hay muchas formas divertidas de acelerar el ritmo cardíaco, incluida una fiesta de baile familiar, un partido de fútbol o jugar a las carreras.
  • Practica la atención plena: un tipo de meditación en la que te concentras intensamente en lo que estás sintiendo y detectando en el momento sin juzgar. Lleva tus pensamientos al momento presente en lugar de preocuparte por eventos futuros.

Otro aspecto del cuidado personal que a menudo se pasa por alto es, básicamente, cuidar tu cuerpo y tomar decisiones saludables. Entre preparar comidas y refrigerios para tus peques, el alimentar constantemente a un recién nacido, asegurarse de que tu peque se cepille los dientes correctamente y desenredar el nido de pájaros que crece en el cabello de tu peque, es tan fácil pasar por alto bañarte, desayunar y lavarte los dientes. Lo más que puedas, haz espacio en el día para tener una buena higiene personal, una alimentación saludable y suficientes horas de sueño. Y de extra: tómate unos minutos más en la regadera para sentir el agua tibia que fluye por tu cuerpo e imagina que el estrés se va yendo por el desagüe.

Tu autocuidado es tuyo y solo tuyo

Lo bueno del verdadero cuidado personal es que es diferente para cada persona, y no tiene que coincidir con el de tu vecina o tu mejor amiga. Si la jardinería es lo que te permite relajarte y recuperar la concentración, ¡hazlo!   Si la lectura es lo que te calma y aminora tu ritmo cardíaco, ¡qué genial! Si dar un paseo te ayuda a despejar la mente, ¡adelante!    Lo importante es que existen muchas formas efectivas y saludables que te pueden ayudar a sobrellevar las emociones incómodas. Puede que necesites ensayarlo varias veces, pero con el tiempo encontrarás lo que mejor te funciona.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP), puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita: LaneKids Triple P en español.