En la publicación de la semana pasada de Triple P discutimos acerca de la Depresión Postparto (PPND), un desorden que afecta el estado de ánimo en algún punto entre el 4 y el 25 por ciento de los Papás después del nacimiento de su peque. En algunos casos, PPND es causado por sentirse excluido de la relación Mamá/Peque y del lazo tan fuerte y especial que se crea. La buena noticia es que teniendo en mente tu compromiso con tu peque y el apoyo de tu pareja, es posible que tengas tu propio y especial vínculo e intensifiques tu relación con tu pareja mientras descifran cómo integrar esta pequeña y nueva vida a sus vidas.

En los primeros días…

Durante los primeros días o incluso semanas después del nacimiento, notarás que tu pareja está de tiempo completo para tu peque. Hay mucho que aprender y mucho a que adaptarse: dar de comer, cambiar pañales, vestir ese pequeño cuerpecito tan activo e ir aprendiendo qué dice tu peque acerca de lo que necesita….

Como Padre, tú y tu pareja pueden aprender al mismo tiempo acerca de su peque a través de:

Aprender cómo atender las necesidades de tu peque, cómo cambiar pañales, preparar biberones o cómo envolverlo perfectamente.

  • Si tu pareja es la persona que principalmente cuida a tu peque, asegúrate de que ella se sienta cuidada también. Por ejemplo, si ella está amamantando, trae algo de comer y beber cuando se siente a alimentar a tu peque. Mejor aún, levántate en la noche y trae a tu peque para que tu pareja le dé de comer.
  • Renegocien las labores del hogar que pudieran ser de otro modo hechas por tu pareja, como las compras, lavar ropa o cocinar. Si puedes hacer un poquito más, ayudarás a tu pareja a relajarse para que pueda enfocarse en tu peque.
  • Atiendan las citas con el pediatra y pregunten cualquier duda.
  • Tu pareja puede dudar en encargar a tu peque para tomarse unos minutos para sí. Ofrécele cuidar de tu peque para que pueda tomar un baño, leer un capítulo de su libro o comer algo. Puedes aprender a calmar a tu peque mientras desarrollan la comunicación entre ustedes.
  • Hagan un nidito para tu peque. Muchas mamás sienten la urgencia de “anidar” antes de que su peque nazca. Es gracioso y les da una sensación de conexión. Vayan de compras y elijan un par de prendas, ropita o cobijas y decidan acerca de cómo van a preparar el espacio para tu peque.

Las primeras semanas y meses…

Mientras que la familia se ajusta a la nueva rutina y demandas de tu peque, es un buen momento para avanzar en el cuidado y atención que tu peque requiere. Tu pareja puede estar lista en este punto para tener un tiempo para ella – aún cuando sea para salir a comprar algo rápido mientras tú cuidas a tu peque. Empieza por ofrecerte a quedarte al cuidado mientras mami va a hacer algunas diligencias o a reunirse con una amiga. Podrías también:

  • Convertirte en un cambiador de pañales profesional. Los bebés necesitan cambios de pañales constantes. Disponte a cambiar el pañal cuando sea necesario. Estas pequeñas tareas pueden darle a tu pareja unos pocos minutos para tomar un bocadillo o ir al baño.
  • Disfruta la hora del baño. A tu peque seguro le encantará, aunque algunas veces tarde en calentarse. De cualquier forma, es parte de la rutina. Si tu pareja normalmente baña a tu peque, pídele una clase rápida de cómo hacerlo o háganlo juntos al menos una vez, antes de hacerlo tú solo.
  • Practica el contacto físico. Tu peque puede tranquilizarse si lo sostienes en tu pecho teniendo contacto piel con piel. Este método también ayuda a crear el vínculo Papá/peque. Los cerebros de ambos – papá y peque, producen oxitocina, la hormona del amor. Al compartir esta clase de intimidad, fortalecerás ese vínculo entre tú y tu peque.
  • Durante los largos períodos de llanto comparte la tarea de calmar a tu peque. Habrá momentos en los que tu peque llorará por largo tiempo y ninguna de tus estrategias parecerán funcionar. Así que entre ustedes dos tomen turnos para cargar a su peque mientras la otra persona toma un tiempo fuera por unos minutos para tomar aire fresco y regresar.
    • El llanto normalmente alcanza su mayor intensidad y duración alrededor de las 6 semanas y luego disminuye. Recuerda que es tu deber como padre estar allí para tu peque. Aún si tu peque no deja de llorar, cuando estás tranquilo y controlado, además de hacer lo mejor para calmar a tu peque, estarás diciéndole que tú estás allí cuando las cosas son complicadas y difíciles.
  • Intenta llevar a tu peque. Muchos cargadores o bolsos para bebés son ajustables y quedan con cualquier talla. Busca uno con el que te sientas a gusto y prueba su uso. Poder llevar a tu peque mientras tus manos están libres para hacer otras cosas puede ser tu salvavidas. Pon a tu peque en una “cangurera” y toma una caminata. A tu peque le gustará ir afuera y cambiar de escenario, será bueno para ustedes dos. ¡Tal vez hasta tome una siesta!
  • Háblale a tu peque lo más que puedas. Algunos padres se sienten tontos al hablar con una personita que no puede comunicarse aún, pero tu peque absorbe todo lo que hay alrededor. Háblale acerca de lo que le rodea dentro y fuera de la casa; de lo que estás haciendo durante el día o podrías leerle o cantarle una canción.

¡Los padres son importantes!

Tú juegas un papel muy importante en la vida de tu peque y tienes un rol igual en cuanto a compartir las responsabilidades de la crianza. Recuerda, no eres una “niñera”. Tú eres un “papá increíble” que pasa tiempo de calidad con su peque.

 

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P homepage.