Durante tiempos difíciles o períodos de incertidumbre en nuestras vidas, los peques, incluso tan pequeños como los bebés, pueden captar nuestros niveles de estrés. Se preocupan junto con nosotros cuando escuchamos informes inquietantes en las noticias o escuchamos conversaciones sobre el pago o no del alquiler de este mes o nos preocupamos por un pariente que está enfermo.

Es importante tener en cuenta el comportamiento de tupe que cuando la familia atraviesa momentos de incertidumbre o una crisis. ¿Tu peque no está durmiendo bien, se lava las manos con más frecuencia de lo normal o ha tenido más arrebatos? Esto podría ser una señal de que también está luchando para procesar el mundo estresante que le rodea. Como padres de familia, somos la luz que guía a nuestros peques en un mundo lleno de situaciones aterradoras. Nuestro trabajo es el de mantener a nuestros peques seguros y que se sientan seguros, protegidos y amados, especialmente en tiempos de incertidumbre. Este artículo ofrece consejos para asegurarle a tu peque que tu familia es tu principal prioridad en momentos de estrés, así como formas de disminuir las preocupaciones en el hogar.

Sintonízate y desconéctate

Cuando ocurre un evento estresante en nuestras vidas, tiende a convertirse en el tema de conversación en el hogar. Es posible que tu peque escuche conversaciones entre tu pareja y tú, o entre amigos o familiares en la que se converse sobre la pérdida del trabajo, desastres naturales o enfermedades. Las noticias por televisión ​​también pueden poner nerviosos a los peques con historias e imágenes de robos, secuestros e inseguridades económicas.

Si tienes niños más pequeños en el hogar, considera mantener tus conversaciones “serias” y ver las noticias del día cuando tu peque se encuentre dormido.

Si sigues las noticias ávidamente, considera reducir tus fuentes de información a unos pocos sitios de Internet, programas o periódicos confiables. Es muy fácil dejarse atrapar y leer noticias tras noticias sobre eventos trágicos. La sobrecarga de información y la necesidad de estar constantemente actualizado aumentan nuestros niveles de estrés y distorsionan nuestra percepción de las amenazas a nuestras familias, y podrían afectar negativamente la forma en que les estamos criando. Nuestros peques nos buscan para establecer el tono emocional en el hogar. Ellos sentirán tu calma y tu estrés.

Durante los tiempos de mucho estrés, tómate un momento para conectarte con tu propia persona. Pregúntate: “¿De qué manera afecta esto mi forma de ser como padre de familia y la forma en que interactúo con mi peque?” “¿De qué forma la situación actual está afectando a mi peque?” “¿De qué manera ha cambiado o actuado de manera diferente?” Después, puedes utilizar tus estrategias para guardar la calma o reajustarlas si así lo deseas.

Interpón algunos momentos agradables en tus días estresantes. Si puedes, tómate cinco minutos para jugar juntos, poner música alegre y tener una fiesta de baile improvisada o vuelen aviones de papel por toda la casa. Tómate el tiempo para seguir el ejemplo de tu peque en el juego; Esto inyectará a toda la familia de la capacidad de recuperación para pasar este tiempo y salir avante, más fuerte y más unidos en familia.

La seguridad es la prioridad número uno

Habrá ocasiones en las que no podrás proteger a tus peques de las malas noticias o cosas aterradoras. Los de edad primaria y los mayores escucharán historias de amigos en sus escuelas sobre robos en el vecindario o violencia en su ciudad. También habrá momentos en que, en respuesta a lo que está sucediendo en el mundo, tu familia puede que tenga que implementar procedimientos de seguridad en el hogar que afecten a tu peque, como usar cubrebocas para protegerse mientras está en público o no poder visitar el parque de la localidad. Muchos peques querrán una explicación para estas nuevas reglas.

En todas las conversaciones con tu peque, mantén la tranquilidad y sé tan reconfortante como te sea posible. Asegúrate de que sepa, a través de tus acciones y palabras, que es parte de tu trabajo como padre o madre de familia hacer todo lo que esté a tu alcance para mantenerle a salvo y que esto es exactamente lo que estás haciendo. Por ejemplo, decir algo como: Soy tu madre (o padre), mi trabajo es mantenerte a salvo y estamos haciendo todo lo posible para lograrlo.

Para los peques que se preocupan mucho, háblales sobre lo que se interpone entre ellos y el peligro: padres, abuelos, maestros, policías, bomberos, gobierno, médicos y enfermeras. A veces, usar un dibujo puede ayudarles a visualizar un círculo protector a su alrededor con todos “sus ayudantes”.

Los mayores y los adolescentes quizás quieran tener una conversación más profunda sobre sus preocupaciones. Permíteles expresar sus preocupaciones y pregúntales qué saben sobre ese tema en particular (por ejemplo, a través de un amigo se enteraron de un tiroteo en la escuela). Utiliza este momento para disipar cualquier mito o información falsa que puedan haber recibido. Luego, responde sus preguntas con la mayor sinceridad posible.

Si tú te preocupas, ellos se preocupan

Recuerda que los peques son como esponjas; absorben tanto lo positivo como lo negativo.  De manera que cuando algo te preocupa, tu peque también se va a preocupar de lo mismo.  Utiliza los momentos de incertidumbre y estrés para centrarte en lo positivo. Bríndale más apoyo, ánimo, atención y amor a tu peque y no te olvides de darle esperanza.  “

“Cuando era niño y veía cosas aterradoras en las noticias, mi madre me decía: “Busca a los ayudantes. Siempre encontrarás a personas que ayudan”. – Fred Rogers.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP), puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita: LaneKids Triple P en español.