Cuando tu peque número 2 estaba aún en el vientre, tal vez soñabas en cómo sería la relación entre tus peques: “¿Me ayudará mi niño mayor a traer los pañales para su hermanito?” o ¿Mi hija pequeña bailará como su hermana mayor?”  “¡Tal vez ellas participarán en un recital juntas!”.

Ahora regresa al presente, tus peques están discutiendo acerca de un plato de galletas que ni siquiera es real…

Así como cada peque es único, también lo es la relación de hermanos y hermanas – y esta relación puede cambiar de día en día y aún de hora en hora. Pero si descubres que tus peques están pasando más tiempo entre conflictos que pasando un buen momento juntos, aquí encontrarás algunos métodos que te pueden ayudar a mitigar las tensiones.

Entendiendo la perspectiva de tu peque

Es importante buscar las razones por las que tus peques se sienten de una cierta forma respecto a su hermano o hermana mayor o menor.

Tu peque mayor:

Algunos sentimientos de preocupación pueden ir creciendo aún antes de que el hermanito o hermanita está por nacer. De repente mamá, papá y la familia en general están hablando acerca del “nuevo bebé” y comprando regalos para él o para ella. Este puede ser un tiempo aterrador y confuso. Puedes tranquilizar sus preocupaciones a través de:

  • Dejar que tu peque sienta las pataditas del bebé y que ponga su cabeza en tu vientre para cantarle o hablarle al bebé.
  • Hablar con tus peques acerca de la emoción que sintió la familia cuando llegaron al mundo. Enséñales fotos de cuando eran bebés. Cuéntales la historia de su nacimiento y qué tan felices se sintieron cuando los vieron por primera vez.
  • Competencia por recibir la atención. Tu peque mayor recibió toda la atención por un número de años. Es difícil, especialmente para peques en edad temprana, compartir a mamá o a papá.
  • Como parte de su desarrollo, los peques entre los 2 y 3 años comienzan a hacerse valer al expresar sus propias ideas y deseos, pero recuerda que aún necesitan saber que tú estas allí al pendiente. Piensa en ti como alguien que siempre tendrá listos los brazos abiertos: ya sea para dejar que exploren, o también para abrazarles cuando quieran que los consientas.
  • Compartir: Podrás notar más pleitos cuando tu peque menor ya pueda agarrar los juguetes o meterse con las cosas de su hermana mayor. Pareciera como si entre ellos se pelearan por todo – y también como si siempre quisieran lo que la otra persona tiene. El paso que deben dar antes de aprender a compartir es que comiencen a tomar turnos. Compartir, ya sea un juguete o la atención, es una habilidad que se adquiere a través del tiempo y con paciencia. Durante el proceso, va a haber llantos y berrinches.
  • Justicia: Peques en edad de primaria se interesan mucho en el concepto de justicia. Se dan cuenta de que a su hermano pequeño lo tratan de forma diferente o de que no se espera que cumpla con las reglas de la casa mientras el resto de la familia lo tiene que hacer.

Tu peque menor:

Por varias razones, la dinámica de los hermanos cambia un poco cuando tu peque menor deja de ser bebé y entra a la infancia:

  • Guardián: Tu peque cuida mucho – MUCHO – sus pertenencias, no importa que sea un juguete, una camiseta o incluso un pedazo de cuerda. Trata de pensar desde las reglas de tu peque en cuanto al uso de sus pertenencias; el mundo gira a su alrededor y le pertenece. Eso incluye todo lo que pueda querer, ver o tocar.
  • Asertividad: En esta edad, los peques están aprendiendo y practicando su asertividad con la gente que siente “segura” en sus vidas, incluyéndote a ti y a sus hermanos y hermanas. Tal vez oirás muchos “¡Son míos!” y “¡No!” en esta etapa. Estas son oportunidades para ayudarles a que tomen turnos en las actividades.
  • Reacciones: Tu peque disfruta ver las reacciones de la gente. Si tu peque sabe que su hermano mayor tendrá una gran reacción porque su torre de bloques se derrumbó, entonces le encantará derribársela. El truco es añadir grandes reacciones cuando veas a tus peques jugar uno al lado del otro.
  • Recuerda que tu peque necesita mucha atención, y la mayoría de las familias quieren criar peques que sean amables y se porten bien. Con consistencia y paciencia puedes enseñarle a tu peque que cuando necesite que le pongas atención, te puede dar palmaditas o poner sus manos en tu brazo hasta que puedas hacerlo.

Formas de disminuir las peleas

No importa cómo guíes a tu familia, los conflictos vendrán, pero aquí hay algunas ideas que puedes considerar para establecer en tu hogar con el objetivo de llevar una vida en unidad y en paz.

  • Aparta un tiempo especial para cada peque en el cual atiendas sus intereses individuales. Por ejemplo, si a tu peque mayor le gustan los video juegos, jueguen 20 minutos su video favorito.
  • Motiva a tus peques a tomar turnos con juguetes, libros o con su habitación, y demás.
  • Establezcan límites y reglas de juego: “No golpear”, “no insultar”. Sé insistente con los recordatorios.
  • Diviértanse en familia. Esto construirá lazos positivos en su relación.
  • Identifica cuando tu peque necesite un tiempo aparte y encuentra formas saludables para darle su propio espacio.
  • Tu peque suele pelear más cuando siente aburrimiento o está en un espacio reducido (un restaurante, por ejemplo). Cuando sea posible ten actividades a la mano que mantengan a tu peque entretenido, puede ser con cartas de bingo, un libro de actividades, calcomanías o juguetitos.

Sobre compartir la habitación: Después de la atención de los padres y madres, “compartir el espacio” es una de las razones que encabezan la lista de discusiones. Si tus peques comparten la habitación:

  • Deja a tu peque expresar su personalidad única. Deja que elijan su propia ropa de cama y su decoración.
  • Hagan una lista de “reglas de la habitación” respecto a cómo tratar los juguetes, etc.
  • Tal vez tus peques sientan seguridad si se deja clara la delimitación de espacio en su cuarto.

Superación de las dificultades

Al término del (largo) día, la familia es la familia. Mientras que las disputas diarias son estresantes para toda la familia, no son permanentes. Loe hermanos que pelearon mientras eran peques, crecen teniendo una relación fuerte y saludable entre sí.

Este artículo te lo brinda Parenting Now!- Educadoras en el área de la crianza y autoras Amanda Bedortha, Claire Davis y Lynne Swartz y la consultora Jay Thompson (andupdatemywebsite.com). Parenting Now! siente una gran pasión por las familias felices y sanas. Para obtener más información sobre Parenting Now! Visita su sitio web (https://parentingnow.org/) o comunícate con nosotros a info@parentingnow.org


Triple P – Programa de la Crianza Positiva

¿Te interesa recibir más consejos sobre la crianza? Triple P en línea – ¡Podría ser el programa de crianza positiva para ti!    Este programa de crianza en línea te permite tomar clases de crianza desde la comodidad de tu hogar, en un café o desde cualquier lugar que gustes.

Si tu peque y tú son miembros del Plan de Salud de Oregón (OHP) por medio de Trillium Community Health Plan, puedes recibir Triple P en línea de forma gratuita al completar el formulario a continuación. Un miembro del personal de Parenting Now! te enviará un código de acceso dentro de las 24 horas y podrás comenzar a utilizar el programa de inmediato.  Para obtener mayor información sobre el programa visita:  LaneKids Triple P en español.