En el Condado de Lane, los deportes de primavera están en pleno funcionamiento. Actividades como futbol soccer, rugby, lacrosse, básquetbol, béisbol y bateo; se están alistando para que tanto los peques como sus familias tengan una experiencia divertida. Los deportes juegan un papel primordial en muchas de las experiencias en la niñez y proveen oportunidades enriquecedoras. Los deportes promueven la salud física y actitudinal pero también se vinculan con la salud mental, social y el éxito escolar.

Así es como tu familia sacará el mejor provecho de las experiencias deportivas y la búsqueda a largo plazo de actividades físicas.

Desarrollando el interés

La niñez necesita basarse en la confianza y la estimulación para practicar la mayoría de los deportes. Involucra a tus peques desde temprana a edad en el desarrollo de habilidades básicas como atrapar y lanzar pelotas, saltar sobre un pie, saltar alternando un pie y otro pie, brincar sobre ambos pies, etc.

  • Hagan caminatas recorriendo el vecindario y caminen sobre las líneas que delimitan la calle tratando de guardar el equilibrio.
  • Jueguen rayuela en el parque.
  • Jueguen a atrapar distintos objetos – pelotas, avioncitos de papel, frisbees o globos.
  • Hazlo divertido – Sé atento y elogia los logros y progresos.

Selecciona – ¿Qué deporte debería jugar tu peque?

En el Condado de Lane existen muchas opciones que están ligadas a organizaciones no lucrativas como “Kidsports”, YMCA, “South Valley Athletics” y más.

  • Busca pautas a seguir que promuevan la participación y el juego de todos los peques. Jugar es más importante que ganar.
  • Si tu peque está interesado en formar parte de un equipo con sus amigos o participar en un deporte, dale motivación, aunque no sea tu deporte favorito. Si sigues el interés de tu peque, verás que habrá un compromiso mayor. Ayudar a los peques a tomar decisiones por si mismos les dará sabiduría para elegir lo mejor y  reducirá las discusiones y las luchas de poder más adelante.
  • Hablen del deporte en el que tu peque tiene interés – cómo se juega, que equipo se requiere y los costos que implica practicarlo. A menos de que sientas que ese deporte es muy caro o peligroso, apoya a tu peque en su elección.
  • Está bien si quieren intentar con varios deportes! ¿Está interesado en el futbol soccer en la primavera y para el verano prefiere el softbol? Permítele intentar desarrollar sus habilidades de diferentes formas.

Promoviendo el éxito

El éxito en los deportes durante la niñez debe estar atado al juego y a la diversión. Aunque el dominio de un deporte es parte de la diversión, la mayoría de los peques no serán estrellas deportivas cuando crezcan, así que las lecciones de perder son tan importantes como las de ganar. Hagan a un lado la competencia y denle prioridad a disfrutar del juego. Enseguida mencionamos algunos puntos para lograrlo:

  • Motiva a tu peque a asistir a todas las prácticas de entrenamiento y a los juegos. Lleguen temprano y quédense durante todo el tiempo que dure la práctica, entrenamiento o juego. Los peques adquieren el mayor beneficio de la experiencia estando presentes.
  • Apoya al entrenador de tu peque.
  • Habla con tu peque acerca de la buena conducta deportiva. Ser parte de un equipo, poner atención a los entrenadores y dar lo mejor de si, les dará habilidades que podrán aplicar en otras áreas de la vida.
  • Da un buen ejemplo de conducta deportiva tú también. Di comentarios positivos acerca de las acciones de tu peque, así como también del entrenador, del resto del equipo y aún de los oponentes. Haz notar qué tanto esfuerzo está dando cada quien y bríndale confianza a tu peque.
  • Deja que el entrenador dé la parte negativa de la retroalimentación. Tu mejor rol es ser la porra y seguidor de los éxitos de tu peque.

Cuando hay un problema…

Los peques y su familia pueden caer en la trampa del juego sucio. Esto sucede en algunas ocasiones porque se da un fuerte énfasis en ganar.

  • Recuerda que hacer mucho énfasis en ganar, puede hacer sentir a los peques inadecuados cuando pierden. Mantén una actitud positiva aun cuando tu peque sienta decepción. Ya vendrán otros días y otros juegos para participar.
  • Regodearse por una victoria o por un buen juego puede dañar la autoestima de cualquier peque y también puede ser un tipo de bullying o abuso hacia otros. No recompenses a tu peque por ese tipo de conducta y recuérdale que ganar no lo es todo.
  • Cambia de actividad si el espíritu deportivo es pobre porque puede volverse un problema. Tu peque puede descubrir nuevas habilidades o recordar qué es ser un aprendiz.
  • Cuida tu propia conducta cuando seas espectador de un juego. Tu peque seguirá tu ejemplo independientemente de tus palabras. Enséñale a tener un buen espíritu deportivo a través de tu ejemplo y él hará lo mismo.

Comprometerse con un deporte, independientemente de cual sea, brindará todo tipo de aprendizajes y promoverá una vida saludable y buenos hábitos a largo plazo. ¡Motivar a tus peques a integrarse a un deporte puede ser divertido para toda la familia!!