Si tu peque da señales de estar lista o listo para aprender a usar la bacinica, los meses de verano pueden ser perfectos para dedicarte a ayudarle a aprender a usarla.

El factor más importante en el entrenamiento será la madurez de tu peque para asumir el reto. Mientras tú puedes tener hartazgo de los pañales, muchos peques no presentan el desarrollo suficiente – ni físico ni mental para usar la bacinica, por lo general será entre los 2 1/2 a 3 años de edad, pero no es raro que para otros sea un poco después. Enseguida se presentan algunas señales para tomar en cuenta:

  • Tu peque puede decirte que su pañal está húmedo o sucio.
  • Presenta más interés en el funcionamiento de su cuerpo.
  • El pañal está seco por períodos de 1 o 2 horas.
  • Presenta interés en la bacinica o se disgusta por tener el pañal sucio.
  • Tu peque se quita el pañal frecuentemente.
  • Que los movimientos intestinales (BM) se vuelvan predecibles (por ejemplo, BM en la mañana)

Para empezar

 Una vez que tu peque tiene la madurez suficiente para usar la bacinica, será más fácil el entrenamiento si llevas un plan de acción.

Elige un período de tiempo cuando tu familia esté en casa y tu peque pueda correr ya sea desnudo o con pants sin pañal (para que pueda sentir la humedad) o con calzón de entrenamiento – elige en base a tu comodidad. Asegúrate de que cualquier ropa que use tu peque sea relajada y fácil de quitar y poner.

Hablemos de bacinicas.

Existen muchos tipos de bacinicas para peques en el mercado. Para empezar, una bacinica tipo silla que puedas mover de un lado a otro será una buena opción. También será importante conseguir una que sea fácil de limpiar. Una ventaja de este modelo es que tu peque puede subirse y bajarse sin mucha ayuda,  no es de sorprender que la desventaja es la limpieza.

Otra opción es un asiento para excusado que se coloca en la parte superior. Tu peque necesitará un banquito para subirse en el asiento y recargarse. La ventaja es que tu peque orinará directo en el excusado y no necesitarás limpiar adicionalmente, además este asiento lo podrá utilizar por más tiempo.

Incluye a tu peque en la selección de bacinica. Esto podrá resultar divertido, pues elegirán su propia bacinica especial.

Abandonando los pañales

Ahora que has elegido la fecha y el tipo de bacinica, es tiempo de ir a lo básico.

Vas a necesitar enseñarle a tu peque cómo usar el excusado, dándole las siguientes instrucciones:

  • “Dile a mami o a papi cuando quieras hacer pipí”.
  • Dirígete al excusado.
  • Bájate la ropa interior.
  • Siéntate en el excusado.
  • Trata de hacer pipí o popó.
  • Ayuda a tu peque a limpiarse.
  • Lávense las manos.

Una instrucción visual, usando la muñeca favorita, un juguete de acción o un muñeco de peluche puede ser una excelente estrategia para demostrar cómo funciona el uso de la bacinica. Toma el juguete de tu peque: “Creo que Ella necesita hacer pipí. Vamos a mostrarle dónde está la bacinica”. Sigue las instrucciones de arriba usando el juguete y premia a “Ella” por hacerlo bien.

Algunos tips de ayuda

  • Tener una actitud positiva y no llevar prisa! Es un gran paso y un proceso natural que toma tiempo desarrollar.
  • Mantén hidratado a tu peque, ofrécele suficientes líquidos.
  • Durante el día di a tu peque: “Es tiempo de ir a hacer pipí”. Entonces ofrécele una opción como: “¿Quieres llevarte contigo tu juguete o lo dejas aquí?
  • Observa las señales: Agarrarse los genitales, hacer caras de esfuerzo mientras suceden los BM.
  • Practiquen sentándose en el excusado por espacios de 3 a 5 minutos, especialmente: en la mañana al levantarse, después de comer, antes de salir de casa y cuando regresen a casa.

No obligues a tu peque a sentarse en el excusado si no quiere. Espera a que haya tranquilidad y apertura para usarlo.  Premia el buen uso de la bacinica. Pizarras con calcomanías o pequeñas recompensas pueden ayudar a tu peque en el proceso. A algunas familias les gusta tener a la mano pequeños juguetes (como carritos de carreras, que abundan en las tiendas de chucherías) y dejan a sus peques tomar uno cada que usen la bacinica para hacer sus necesidades.

http://pottytrainingconcepts.com/common/Free-Chart/Potty-Chart-LC-Cars.jpg

Espera que pasen accidentes

Usar la bacinica no se aprende de la noche a la mañana, los accidentes sucederán seguramente. Aún después de meses de usar la bacinica, tu peque puede empezar a tener accidentes cuando su rutina cambia, cuando hay estrés en casa o cuando se enferma. Si esto sucede, no te enojes – toma un receso en el entrenamiento y trata otra vez. Aquí hay más tips que ayudarán a prevenir accidentes:

  • Asegúrate de que tu peque puede usar fácilmente la bacinica.
  • Al principio lleva a tu peque al excusado cada hora.
  • Ponle pañal mientras duerme hasta que amanezca seco durante el período nocturno.
  • Pídele a tu peque sentarse en el excusado antes de ir a la cama.
  • Recompensa a tu peque por los avances, aunque sean pequeños.

Algunas familias piensan que les tomará 3 días entrenar a su peque de 18 meses!

No te hagas falsas expectativas. Tu peque aprenderá a usar la bacinica cuando haya alcanzado la suficiente madurez. Con paciencia y apoyo tu peque lo logrará.